Mostrando entradas con la etiqueta San Pedro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta San Pedro. Mostrar todas las entradas

6.29.2013

LOS PODERES DEL CHAMAN [7/7]

Por Francisco Trujillo








EL NAGUAL

No podíamos dejar de dedicar un Capítulo, aunque corto como éste, al nagualismo, Elemento de importancia e interés dentro del Universo del Chamán, así como al concepto mismo del Nagual, que resultará determinante para la comprensión de nuestra materia. Comencemos con un relato que presenta el Profesor Prudencio Moscoso en su Libro sobre la Brujería y el Nagualismo entre ciertos pueblos indígenas de los Altos de Chiapas.

Este caso lo recuerdan mucho los Ancianos de la zona donde colindan los barrios de Cuxtitlali y La Garita. En este segundo sitio vivía un matrimonio que tenía una bonita casa y disponía de suficientes recursos para satisfacer todas sus necesidades y distracciones, motivo por el cual despertó la envidia, ese vergonzoso sentimiento que acarrea siempre un sinnúmero de problemas, especialmente cuando un brujo es el envidioso. Así fue cuando, según me informaron, un mediodía este matrimonio se dió cuenta de que un Gato entró a su casa por un pequeño agujero, como si fuera un Sabén -Comadreja-, pasó cautelosamente a la cocina y con su pequeña zarpa arrojó una sustancia a la cocina, a los guisos. Afortunadamente, la pareja pudo darse cuenta de aquella maniobra y ambos corrieron a observar la comida que se encontraba en el fogón. La rapidez de su llegada les permitió darse cuenta de que sobre los alimentos aparecía un polvo de color blanquecino, ligeramente oscuro, que iba siendo absorbido lentamente.
Entonces, sin probar por supuesto aquellas viandas, acudieron a una persona de su confianza, que era conocida por profundamente conocedora de las malas artes de los Brujos.
Esta, en forma secreta, les dijo que como el Gato aquel tenía que pasar por cierta pieza de la casa, anterior a la cocina, desocuparan dicha pieza, se escondieran en ella y, debidamente preparados con leña seca y petróleo, esperaran la llegada del Gato misterioso para darle muerte.
Así lo hicieron al día siguiente: desde una horas antes del momento en que probablemente llegaría aquel Animal se escondieron y, aunque la espera fue larga, tuvieron éxito, pues vieron de repente que el Gato llegaba cautelosamente y viendo hacia todos lados. No encontrando nada alarmante, se dirigió a la cocina como la vez anterior, pero en esta ocasión no pudo pasar de la pieza en que había entrado, pues la puerta de comunicación había sido cerrada cuidadosamente.
Cuando aquel peligroso felino quiso regresar, varias personas le cerraron el paso y empezaron a perseguirlo y golpearlo hasta que lograron darle muerte. Entonces, y siguiendo las instrucciones recibidas, allí mismo hicieron fuego con la leña que tenían preparada y a la que previamente habían rociado con abundante petróleo. Cuando ya se levantaban fuertes llamaradas arrojaron en ellas al Gato y esperaron hasta que el maléfico animal quedara convertido en cenizas.
Pero entonces ocurrió lo inesperado, pues cuando el felino sin vida era consumido por las llamas, se comenzaron a oir, a una distancia la mayor de cien metros, gritos angustiosos y voces que exclamaban: 
"Me estoy quemando. Quítenme del fuego... Me estoy quemando..." Numerosos vecinos acudieron con la mayor rapidez a la casa de donde salían aquellas voces espantosas y puediron ver que una mujer, que era conocida como Bruja, estaba acostada en una cama haciendo movimientos convulsivos y desesperados, en tanto que en el semblante expresaba un terrible sufrimiento.
Cuando aquella infeliz vio a los vecinos que acudían presurosos, les empezó a gritar: "Quítenme de las flamas... estoy muriendo quemada..." Pero las buenas gentes no pudieron hacer nada, por la sencilla razón de que no veían tales llamas.
Momentos después la mujer, víctima de sus propias brujerías, falleció. Y ya entonces todos pudieron darse cuenta de que, efectivamente estaba totalmente quemada.

Esta es la idea, con algunas variantes regionales, más extendida en México de lo que es un Nagual: una Fuerza Animal vinculada mágicamente con un Brujo. El Nagual es, como dice Carlos Castaneda en su Libro Relatos de Poder:


"El nombre dado al animal en el que los brujos supuestamente pueden transformarse, o al brujo mismo que efectúa la transformación".

Es de notarse que en el Relato no se habla de un Chamán, sino de una "bruja". Debemos explicar esto por el hecho de que el Chamanismo se encuentra en la base de posteriores Disciplinas no solamente extáticas sino mágicas en lo general, como en este caso lo es la Brujería y en otros el Yoga o la Autoflagelación.

Recordemos las Historias de la Europa Medieval en las cuales las Brujas y Brujos, como antes que ellos lo hacían los Chamanes, eran capaces de metamorfosear sus cuerpos en Animales; caso similar al de la Licantropía, es decir el de los hombres lobo, e inclusive, ya con ciertas variantes, al vampirismo. Detrás de todas estas figuras se encuentra la sombra arcaica del Chamán y sus capacidades transmundanas.

El Chamán, dado su portentoso Poder Espiritual, es capaz de mantener contacto directo con los Poderes Sagrados y, por medio de las Fuerzas que habitan en ellos -que en más de una ocasión poseen Formas Animales-, llega a adquirir la capacidad de transformar su Cuerpo en el de un Animal o de adueñarse de un Espíritu Animal como servidor. Esta Figura Trasciende el Tiempo y llega hasta nosotros en muchas fascinantes Variantes.



EL TONALY EL NAGUAL

Carlos Castaneda -y hagamos aquí a un lado la polémica mundial que se ha desatado acerca de la honestidad y certidumbre del trabajo de este Autor-, cuyo verdadero nombre es Carlos Arana, tuvo contacto con el mundo del Chamanismo cuando, como estudiante de Etnología, conoció al Chamán-Brujo de Don Juan, indio yaqui quien tomó al Estudiante como Aprendiz de Chamán y fue brindándole Conocimientos gradualmente, Proceso de Entrenamiento que Castaneda relata en su Obra. Con respecto al Nagual, y a su contraparte, el Tonal, Don Juan señala que el concepto generalizado que se tiene acerca de ambos es erróneo, pues ni el Nagual es lo que señalamos en el apartado anterior, ni el Tonal es un "Espíritu Guardián, generalmente un Animal, que el niño obtiene al nacer y con el cual guarda lazos íntimos por el resto de su vida". No, dice Don Juan:

El Tonal no es un Animal que custodia a una persona, yo más bien diría que es un Guardián que puede Representarse como Animal... El Tonal es una persona social... El Tonal es un Organizador del Mundo... En sus hombros descansa la tarea de poner en Orden las Cosas del Mundo. No es un absurdo sostener, como lo hacen los Brujos, que todo cuanto sabemos y hacemos como Hombres es Obra del Tonal... El Tonal es un Guardián que protege algo muy pero muy valioso: nuestro mismo Ser... El Tonal es todo cuanto hacemos... El Tonal empieza con el Nacimiento y acaba con la Muerte.
El Nagual es la parte de nosotros mismos con la cual nunca tratamos... El Nagual está allí -alrededor del Tonal-, donde el Poder se cierne... El Nagual está al servicio del Guerrero. Puede ser visto, pero no se puede hablar de él... En la vida de un Brujo el responsable de la Creatividad es el Nagual... El Nagual nunca termina, el Nagual no tiene límites... El Nagual puede entenderse mejor en términos de Poder... El Nagual es la única parte de nosotros capaz de Crear... El Poder viene del Nagual...
El Nagual puede Ejecutar Cosas Extraordinarias, cosas que parecen imposibles para el Tonal... Nosotros siempre interpretamos cualquier expresión desconocida del Nagual como algo que conocemos... Si un hombre común y corriente se encuentra un día cara a cara con el Nagual, la impresión sería tan grande que lo mataría.

Aquí, al parecer, se cierran cuando menos Dos Círculos de nuestra explicación. Primero, aparece una Identidad entre el Mundo que hemos llamado de Lo Sagrado, con el Nagual, y del Mundo de Lo Profano con el Tonal; éste es el orden de todos los días, aquel es el de Lo Trascendente y Lo Maravilloso. En tal esquema, el Chamán u Hombre Sagrado sería también el Hombre Nagual, entendido, lo que no podemos dejar de subrayar, desde una mentalidad perteneciente a pueblos recolectores y cazadores, por lo que también recibe el Nombre de "Guerrero".

Por otro lado, en lo que respecta a la Fuente de Poder del Chamán, que hasta aquí hemos localizado en el Más Allá o Mundo de los Espíritus o Realidad Sagrada, si dicha realidad puede ser entendida en términos de Nagual, y si este Nagual, como dice Don Juan: 


"Es la parte de nosotros mismos con la que nunca tratamos"

El interior oscuro y desconocido de nuestra Identidad, entonces ¿Qué sucede? ¿Sucede que los Chamanes son en realidad poderosos, poseen en verdad grandes Poderes Espirituales porque son capaces de entrar en contacto con su propia "parte oscura", ese inmenso abismo de lo desconocido en nuestro propio interior, que finalmente se funde con el abismo desconocido del Universo?

¿Corresponde todo esto con la increíble, con la inimaginable Potencia Mental que todas las Tradiciones Místicas le atribuyen al Hombre como síntesis Microcósmica del Macrocosmos? He aquí, al parecer Elementos fertilísimos para la reflexión...

Por mi parte, sin el ánimo de dar la última palabra, puedo señalar que lo dicho parece presentar al Chamanismo como una Tradición -con ramificaciones varias que llegan hasta nuestro mundo contemporáneo- formada por una serie de Prácticas cuyo centro se encuentra en el Extasis Místico, autoinducido por medio de diversas Técnicas profundamente vinculadas con la Mitología Arcaica, cuyas Raíces se encuentran hundidas en el más lejano Paleolítico. Tal parece, también, que la muy ruda Práctica del Chamanismo permite a un pequeño número de "Hombres Elegidos" alcanzar ciertos Niveles de Concentración o de:


"...Profundización en sus propias conciencias, que los ponen en contacto con partes inéditas o desconocidas de sus propias personas, lo que los dota de un Poder "más que humano".

Desde este Modelo aparece medianamente clara la contraposición Sagrado-Profano y su liga interna con las Prácticas de Extasis, a su vez que las relaciones de todo esto con la serie de hechos increíbles que pueblan la vida del Chamán. Es poco lo que se puede explicar, en realidad; cuanto más se puede hacer es señalar vías de posible interpretación, aunque con la plena conciencia de que el verdadero Conocimiento no se encuentra aquí, en la especulación, sino ahí en el mundo, en la práctica, en el enfrentamiento con las Fuerzas Físicas y Espirituales de la Naturaleza.


-CONSIDERACIONES FINALES-   
RELIGIOSIDAD ARCAICA Y MUNDO MODERNO 

El Inconsciente... finalmente el Inconsciente, podrá pensar el Lector al reflexionar las ideas expuestas en el último Capítulo; y sí, tal parece que dicho estrato de nuestra personalidad resulta ser la fuente última de los maravillosos Poderes Divinos del Chamán. Un dato de gran significación en este sentido es el que aporta el Profesor Michael Harner, uno de los más importantes investigadores del Chamanismo en la actualidad:


Ha habido muy pocos Estudios científicos que se hayan interrogado acerca de qué es lo que sucede con el Chamán durante su Viaje. Necesitamos que se realicen más Estudios de este tipo. Pero en un Proyecto de Investigación en el cual se utilizó Equipo Encefalográfico para medir las Ondas Cerebrales, se encontró que el Chamán, en sólo diez minutos de "viaje" accedió a un Estado de Conciencia, científica y rigurosamente medido, que sólo tiene par, en cuanto a profundidad, con la Meditación Profunda de los Maestros japoneses del Zen, pero éstos después de seis horas de trabajo.

El Inconsciente... Recordemos que una de las últimas imágenes con las cuáles el propio Sigmund Freud trataba de explicar su esquema de la Estructura Mental del hombre, comparaba a la Conciencia con un Rayo de Luz proveniente de un Faro ubicado en una pequeña isla perdida en la noche oscura de un inmenso océano que, por supuesto, sería el Inconsciente... Así es de inmenso nuestro Mundo Interno, y nuestra Identidad consciente tan insignificante como la frágil línea luminosa del Faro, surcando las tinieblas.

Tomando esto en cuenta, lo característico del Chamán sería una Técnica particularmente potente y efectiva para alcanzar Profundos Estados de Conciencia, es decir, utilizando la imagen freudiana, para internarse más y más en la noche oceánica...

Para el Chamanismo, la Naturaleza es un recinto sagrado en el cual se manifiestan todas las Formas de la Vida, mismas que, en cuanto tales, son merecedoras de respeto y veneración; hablo de los Animales, y de los Ríos, de las Plantas, de las Montañas, del Aire y de todo aquello que forma parte del Mundo en el que vivimos. Es ésta una actitud muy diferente a la mentalidad moderna e industrial adoptada en los últimos tiempos, y que parece, con todo y que sea "Arcaica", más sabia y más prudente.

En el Chamanismo nos encontramos con un modo de entender la Vida y el Mundo muy pero muy diferente al que nos caracteriza como ciudadanos modernos, un modo de ver con veneración la Naturaleza y el propio Ser Humano, con respeto hacia todas las Formas de Vida que se funden en el Universo y con las cuales se establece una particular interacción que conduce, finalmente a una especie de Dominio Mágico de la Naturaleza.

No soy de la idea de que el hombre deba regresar a los Estados Arcaicos de la Civilización, pero sí me parece importante, por el bien del mundo y por una forma de vida más plena y libre para el hombre, la reflexión acerca de todo lo que tiene que enseñarnos -a cada uno de nosotros, individuos no "Elegidos" ni Iniciados- el Chamán, con sus Danzas y sus Cantos, con sus Viajes al Más Allá, con sus Panteones animales, su rigurosa disciplina de vida y sus muy diversas Técnicas de Meditación y de Extasis. Algo de todo esto falta en nuestras vidas, tal vez una idea Unificada del Universo capaz de darle verdadero sentido a nuestras vidas, tal vez una visión religiosa más viva, menos llena de podredumbre... cada uno de nosotros deberá responder, pues cada uno constituye un caso distinto, único e irrepetible.

Que el Chamanismo base sus Operaciones y su Conocimiento en una mentalidad arcaica no supone, en términos estrictos, una "pobreza" o una inferioridad respecto de nuestra actual mentalidad científica y racionalista, en lo que toca a la Trascendencia, al verdadero Conocimiento de lo que es el Hombre y a la Sabiduría y Riqueza espiritual.

Todo Sistema de Pensamiento -y esto es verdaeramente importante-., inclusive éste tan confiable en el que vivimos, de la racionalidad occidental, significa todo un cuerpo de certezas, pero también una amplia y profunda zona de dudas y de desconocimiento. Entre mayor es el edificio de nuestros Saberes, más crece la sombra que él mismo proyecta sobre el terreno de la ignorancia y de la duda...



DIFUSION MUNDIAL DEL CHAMANISMO

Como hemos señalado, el Chamanismo es una Práctica Mística vinculada con la Espiritualidad y una religiosidad arcaicas, con sus orígenes en el Paleolítico, es decir en la Más Antigua Historia del Hombre. De esta manera, el Chamanismo ha encontrado lugar a lo largo de la Historia en la gran mayoría de las Culturas de todo el Mundo, en todas aquellas cuyo Desarrollo Económico ha atravesado por la Etapa de Cacería y Recolección previa a la Agricultura y a las revoluciones urbanas.

Los Autores clásicos sobre el Tema localizan el Modelo Chamánico en una Región específica  de las Zonas Centrales y del Norte de Asia, porque fue allí donde la Ciencia Etnológica se topó por primera vez propiamente con el Fenómeno; sin embrago, se han encontrado Muestras y Rastros de la Práctica Chamánica tanto en Africa como en Asia, en América como en las Selvas, en las Zonas Altas como en las Bajas. En ellos hay un amplio abanico de Variaciones pero con la constante del Elemento Místico del Extasis.

No obstante, los procesos de modernización de las Economías y de las Culturas de los pueblos han reducido, gradual y fatalmente las zonas "propicias" para la supervivencia de esta Práctica Espiritual que, aun cuando se trata de una mística, es decir que resulta sólo practicable por un muy reducido grupo de "Elegidos", se ha desarrollado siempre en interdependencia con comunidades enteras afines a la Cosmovisión y a la Espiritualidad Arcaicas.

En la actualidad, la mayor presencia chamánica se puede encontrar sobre todo en las siguientes zonas geográficas y entre los siguientes grupos humanos:

En Australia las Prácticas Chamánicas son todavía observables en las Regiones del Norte del Continente, así como en el Gran Desierto Central. Las etnias que practican aún sus religiones aborígenes son los arunta, wiradjeri y chepara. Acerca de esto, Nevill Drury comenta:

Como en Siberia y Norteamérica, los aborígenes chamanes de Australia aprenden mucho acerca de sus Poderes Mágicos por medio de los Sueños, y existen Lugares donde usan las llamadas Experiencias de "Conciencia fuera del Cuerpo" para conocer lo que sucede lejos en la Distancia y en el Tiempo.

En Indonesia y Malasia los Chamanes practican Trances Extáticos, el Vuelo Mágico y el contacto con los Espíritus. Los Grupos a los que pertenecen son los diako, karo batako, malim y menenkabau.

En México existen Tres Grupos indígenas en el Norte que aún mantienen las Prácticas Chamánicas: estos son los huicholes, yaquis y tarahumaras; mientras que en el Centro y el Sur existen principalmente Cuatro Grupos: mazatecos, chinantecos, mixtecos y zapotecos.

En Norteamérica la Práctica de esta Disciplina se realiza entre los esquimales, paviotso, apaches, sioux, chippeewa, indios pomo, yurok, wintu y karok.

En el Oriente Extremo el Chamanismo, al igual que los diversos animismos paleolíticos, aparecen como los predecesores de las Filosofías religiosas más extendidas en la actualidad, como el Confucianismo, el Taoísmo y el Budismo. Kenneth Cohen refiere en su libro Chamanismo taoísta:

Las más evidentes relaciones entre el Chamanismo y el Taoísmo se encuentran en las Prácticas de Meditación. Los Taoístas utilizan el humo perfumado del Incienso para transportar sus Súplicas y Alabanzas hasta el Cielo. Golpean trozos de madera siguiendo un monótono Ritmo, al igual que los Chamanes siberianos hacen con sus Tambores, y creen poder encontrar un Espíritu Guía en la "caverna" del Corazón. A medida que los Estados de Meditación se van haciendo más y más intensos con la sofisticación de las Técnicas de Visualización y de Control de la Respiración, los Taoístas pueden realizar "Viajes" Espirituales y a la vez establecer comunicación con los Dioses que habitan en las Estrellas. De tal manera, la Meditación Taoísta es un Procedimiento exactamente igual a lo que a las Técnicas Extáticas se refiere, al del Chamanismo.

En esta Región del Mundo, las Prácticas Chamánicas aún  pueden ser encontradas entre ciertos grupos tibetanos y chinos, así como entre los tamang, de Nepal, y ciertos otros Grupos japoneses, entre los que es más común encontrar chamanesas, o miko, como ahí son llamadas.

En Siberia el Chamanismo es todavía practicado por los buriato y los goldi, así como por los chuckchi, kirgui, yakut, oigur, altaian y evanko.

Finalmente, en Sudámerica, el Chamanismo se practica todavía hoy entre los jíbaros, de Ecuador; chipibo-conibo, campa, charanahua y chachinanga, del Este de Perú, y los indios sione de Colombia.



EPILOGO

Las Experiencias que aquí relato y algunas otras de tipo similar, junto con el Estudio más o menos sistemático de los Fenómenos "paranormales", me han llevado al pleno convencimiento de que existe una Dimensión Más Allá  de lo que el racionalismo "científico", en el que se cimenta el Mundo Moderno, acepta como "real".

La manera como terminó aquel Viaje y las Experiencias de mis amigos son materia para otro Relato. Si hubiera de contar todo eso aquí, excedería los límites que de inicio tenía este Libro, aunque hay todavía algunas ideas por agregar.

Para avanzar en el Camino de la Iniciación Mística al que me asomé frente a la Serpiente, tenía que haber tomado una decisión de Muerte que no pude enfrentar y que me provocó un shock. La mujer de la casa, luego de "curarme" en la cocina, rezando entre dientes y pasándome por todo el cuerpo un manojo de Hierbas, me explicó que "había visto al Nagual" y que, en efecto, me había encontrado aun Paso de la Muerte.

Mi Camino definitivo no es el del Chamanismo; el de mi mejor amigo, que aquí he llamado Antonio si lo es, estoy seguro de ello, y tal vez también lo sea el de a quien he llamado Edgar. La Práctica de esta Disciplina Mística exige una serie de Cualidades personales de las cuales yo sinceramente declaro carecer.

Todavía tuve, pasando el Tiempo, otra Experiencia alucinógena con Hongos, pero no resultó, ni con mucho, igual a ésta. En ella no participó ninguno de mis Amigos, y el fracaso experimentado me convenció de que mi Camino hacia la Mística debería ser recorrido por Senderos mucho más "suaves", tal vez más sofisticados.

El Lector ha conocido ya mi Experiencia en este Campo, espero que en algo le ayude, no solamente a informarse sobre el Tema, sino también a enriquecer la propia Ruta de su persona, en el sentido de que puede servirse de ella como una Guía o como una advertencia de lo que puede encontrarse cuando uno se relaciona con el Chamanismo.


Diseño & Diagramación: Pachakamakin
  








5.09.2013

LOS PODERES DEL CHAMAN [5/7]

Por Francisco Trujillo







EL ABISMO INTERNO

Luego de haber ingerido una buena cantidad de Hongos Alucinógenos, me quedé solo en aquella habitación la cual tenía una Puerta abierta hacia el Vacío. Tal vez hubiera deseado acompañar a mis amigos en su Expedición, pero no lo hice; tal vez hubiera podido tener miedo luego de la absolutamente inesperada visita de aquel Búho maravilloso, pero no lo tuve. Entre mis manos mantenía el Talismán que me había dado Antonio, y con eso fue suficiente.

No sé cuánto tiempo permanecí acostado. Recuerdo que pude observar cómo el torrente de polvo iluminado por la luz se movió del lugar en que comencé a mirarlo, conforme avanzó la mañana y luego la tarde. En mi mente no ocurría nada claro, primero los pensamientos se habían agolpado unos sobre otros, como las habitaciones de aquella construcción, luego se mezclaron como un Mazo de Cartas y finalmente se disolvieron para dejar lugar a algo muy parecido a la nada.

Atravesé por un Estado inusual de ¿Cómo llamarlo? ¿Inconsciencia Lúcida?: mi Mente no entendía las cosas por medio de Conceptos, es más, no las entendía de ninguna manera sino más bien las asimilaba; no tenía idea de lo que podía ser el Bien o el Mal y tampoco era capaz de encontrar relaciones lógicas entre las diversas Manifestaciones del Mundo que se escenificaban ante mí. Tal vez un Estado semejante haya experimentado durante los Primeros Días de mi Mida, cuando era apenas un Recién Nacido.

De pronto me puse de pie, sin más esfuerzo de mi parte que desearlo. Soy hasta ese día incapaz de encontrar un límite claro entre lo que de estas Memorias sucedió en realidad y lo que imaginé que sucedió; solamente puedo decir que lo viví todo. Dí algunos pasos con el Amuleto entre mis manos, sentí que era él quien me guiaba. me sujeté bien del quicio de la Puerta y eché una ojeada al Vacío.

No pude ver nada claro, solo plastas densas de Color que se mezclaban con Armonía entre sí: una color Verde, con multitud de Tonos, en la parte inferior reptando y cambiando a cada momento; el Cielo profundamente Azul, ya no Amarillo como antes, y en medio el Blanco de las Nubes, girando y girando sobre sí mismo, como el torno de un molino. La Vivencia del Color en aquel Estado es algo Especial: los Colores no se ven solamente, sino que "acarician la mirada"; muestran sus Facetas más Nobles, por así decirlo, de algo Sublime, algo que Se Vive, Se Goza, Se Funde de una manera Mágica con la propia Personalidad. Sin embargo, sentí el Espectáculo que me ofrecía la vista de la Sierra como algo ajeno, como la Ventana de un Universo al cual yo no pertenecía, así que cerré la Puerta.

Eso es: mis Actos no estaban Guiados por Razonamiento alguno, como ya lo dije, sino más bien por lo que simple y llanamente sentía; me había convertido en un ser de pulsiones, como una Ameba...

O como un Angel -imaginé esto último en ese momento y me puse a reír a carcajadas.

Caminé hasta las Escaleras y comencé a Subir; levanté la Puerta y llegué a la siguiente Habitación; todo en ella era muy parecido a aquella en la que habíamos pasado la noche, excepto que no tenía Puerta Vertical. No había ninguna parte por la cual la Luz penetrara, estaba muy Oscuro, por lo tanto, bajé a mi Habitación por la lámpara. Cuando encendí el fósforo para Prenderla, el rugido de la Flama me hizo saltar el corazón de terror. Volteé a un lado para volver a tomar el Talismán, pero ya no se encontraba, tuve miedo, un miedo idiota, animal. salí corriendo hacia ninguna parte con tal de escapar de no sé qué.

Volví a Subir las Escalera, tan rápida y atropelladamente que me sentí más bien Bajando; no Trepando sino Cayendo por ellas, rodando, desbarrancándome. Por un momento el Techo de la Habitación me pareció que era el Piso y viceversa. Sé que narrado esto no suena muy impresionante, pero experimentado en carne propia sí lo es; es como si uno mismo se encontrara totalmente solo, Fuera de Lugar.

Rodé efectivamente por las Escaleras hasta quedar tirado a un lado de la lámpara. La Luz que entraba por la Ventana ya se había debilitado. Volteé a un lado y vi la pequeña Cabeza de Animal que me había dado Antonio; me apresuré a tomarla y de inmediato el Alivio a mi Angustia comenzó a inundarme. En realidad, Ella me Protegía.

Seguí las indicaciones ¡Del Talisman! -o si se quiere, el impulso que tuve en cuanto la tomé entre mis manos-, y me incorporé con lentitud para agarrar la lámpara, ponerme de pie y volver a emprender el Camino de Ascenso. Esta vez la Luz de la lámpara causaba un efecto Protector sobre mí, ella era el Centro de una especie de Esfera Luminosa que me daba Fuerza y Vigor.

Subí hasta la siguiente Habitación, no sé con qué Propósito, pero de una manera muy decidida. Sin reparar en nada de lo que en ella había, Continué mi Ascenso; Subí por la siguiente Escalera, abrí la Puerta y llegué hasta el otro cuarto. Ahí encontré una Escalera más y volví a Ascenderla. No sé cuantas veces realicé la misma Operación, pero recuerdo que fueron muchas. Subí y Subí por las Escaleras Idénticas y siempre llegué a Habitaciones iguales. La Esfera de Luz me Protegía.

Me sentí dentro de una Cadena de Cuartos Idénticos, condenado a pasara por ellos infinitamente y nunca encontrar el Ultimo, hasta que por fin el Amuleto me hizo detener; no fue propiamente que me hablara, sino que algo de su Forma de Estar entre mis Manos me hizo sentir un tonto. Hice alto en cuanto llegué a una Nueva Habitación. Ahí miré por las paredes en busca de una Puerta que me condujera a Otro Lugar, ya no hacia Arriba.

Pronto la Encontré; ahora sé que por Aquella Puerta nos introdujo nuestra Anfitriona la noche anterior. Caminé hacia Ella y la Crucé. No me encontraba mareado ni nada por el estilo, era simplemente que todo pasaba, fluía de una manera casi líquida; cada Acontecimiento se ligaba con el siguiente ¿Cómo decirlo?, sin terminar de ser el mismo: no había acabado de Subir cuando ya estaba Caminando; no había salido de la Habitación cuando ya me encontraba en Otra Parte.  

Cuando abandoné aquel Cuarto llegué a una especie de Jardín muy rústico y poco cuidado, lleno de vegetación, de cuya Existencia no me había dado cuanta la noche anterior. Aunque, de cualquier manera, con todo y que entonces hubiera reparado en él, de seguro este Nuevo Encuentro me hubiera resultado por completo distinto.

Ya era la tarde avanzada; la Luz del Sol era Dorada. Pude ver y sentir las muchas Plantas que poblaban aquel Lugar como Seres realmente Vivos; su Vida para mí entonces no resultó un mero Concepto, como el que queda luego de haber estudiado rudimentos de Biología. No. Las Plantas Respiraban, exudaban su finísimo vapor y tenían... ¿Sentimientos?, ¿Pasiones? Cada una de ellas Atravesaba un drama particular: había Plantas Viejas Sabias, Plantas exóticas, Plantas perversas y agresivas que se enroscaban en otras y poco a poco las iban matando; había Plantas humildes y Plantas soberbias, Plantas brutas y Plantas nobles.

¡Y qué decir de los insectos!, cuya Presencia pude sentir más vivamente que nunca; era la Vida misma la cual había estallado en millones de Chispas Aleteantes y Febriles. El mismo descarnado Drama reinante entre las Plantas se Manifestaba en Ellos a un ritmo mucho mayor. En una Ráfaga vino a mí sentir el Dolor de un ratoncito en el pico de un Búho, e intuí algo tal vez muy simple, pero que entonces se mostró con toda su Profundidad: la Vida y la Muerte son una misa Cosa; no existe una diferencia esencial entre ambas, como no la existe entre la Noche y el Día ni entre la quietud absoluta y el movimiento, los cuales se muestran como opuestos irreconciliables.

Fui Parte Integral de todo Aquello; sentí su Bondad y su Maldad, su Belleza Plena. Tal vez resulte incómoda mi insistencia en este Punto, pero algo muy distinto es narrar ahora esta Experiencia que Vivirla. Ser ella. Se presentó de una manera Diáfana en mí la Unidad del Universo Completo: lo mismo que ocurría entre las Plantas, los Animales y los Insectos ocurría dentro de mí, al igual que en la Integridad del Cosmos. Todo es Una Sola e Indivisible Maravilla; nada la sobrepasa y nada escapa a Ella.

Anduve así un buen tiempo, perdido entre Plantas e Insectos, Maravillado de estar Vivo. No sentía tener una parte exterior, no tenía Cuerpo ni nada Material; era Pura Conciencia, Espíritu Puro, Libre inclusive de Pensamientos y cualquier otro Artificio Mental.

Pero había algo que ensombrecía mi Fervor; una especie de Voz Muda me advertía constantemente acerca de la Presencia del Mal, de que detrás de cualquier hoja o debajo de cualquier tronco podía encontrarse un ser ponzoñoso capaz de dañarme.

Caminé sin Rumbo Fijo; recuerdo haber pasado frente a la Cocina, la cual era una especie de jacal con un Gran Fogón en medio, donde la Mujer que nos había recibido la noche anterior trajinaba con la ayuda de dos muchachas, riendo y parloteando como un grupo de pájaros. Era la hora del Crepúsculo, cuando las Aves regresan bulliciosamente a sus Nidos, lo cual, creo, me hizo relacionar a las Mujeres con ellas. Cuando me vieron de pronto guardaron silencio, pero al instante comenzaron a reír, supongo que a causa de que Adivinaron mi Estado. Me parecieron, las Tres, Hermosas y Brillantes, pero no me tomé la molestia siquiera de saludarlas y Continué mi Camino.

A esta Altura del Relato encuentro un Nudo en mi Memoria. No sé cómo, pero la Figura del Mal, la cual yo había venido presintiendo, de pronto surgió de entre la maleza.

Una Serpiente apareció de repente a mi lado, no demasiado cerca. Pegué un brinco y la lámpara se me cayó. La Serpiente se me quedó mirando a los ojos, mientras fue sacando poco a poco todo su Cuerpo de su Escondite; tenía la Piel Dorada, con Diseños Rojos y Negros, Azules y Verdes.

Cuando hubo salido por completo, comenzó a enredarse sobre Sí Misma, una y otra vez, formando Ondas Hipnotizantes sin quitarme nunca la mirada de encima. Sacaba de vez en vez la Lengua y la hacía Vibrar rápidamente, con un siseo despreciable. Su tamaño no me resulta fácil de calcular, tal vez haya medido dos metros de largo, tal vez cuatro, el caso es que era muy grande; tenía el grosor de una pierna humana.

Era un espectáculo horrible, pero con una buena dosis de Atracción. La fealdad es cautivante, posee un Poder Seductor distinto al de la Belleza, pero la Atracción que sobre nosotros ejerce en ciertas ocasiones puede llegar a ser mayor. La Serpiente, después de realizar aquella Danza Circular, me sonrió, como una mujer coqueta, me dijo "ven", sin utilizar Idioma alguno, y se introdujo en una Habitación luego de atravesar con rapidez una buena parte del Jardín.

Entré tras ella al Cuarto de los Arboles, el cual lucía igual que la noche anterior. Casi de inmediato mis ojos se acostumbraron a la Luz de las Velas. Olía a Incienso. Al principio no pude verla entre los troncos, por más que busqué; sentía mi vista como una especie de Cámara de Televisión, la cual sólo podía ver de frente, y que para dirigirla hacia un lado u otro, tenía que mover toda la cabeza.

Penetré entre los troncos, esta vez sin niguna imagen de sus espectrales Habitantes en mi Mente. No dejaba de escuchar el siseo de la Serpiente dentro del tumulto generalizado de las Aves de todo tipo regresando a sus Nidos; de seguro el Sol ya se había ocultado y ahora estarían peleando unas contra otras por asegurarse un buen lugar para pasar la noche en la Copa de algún Arbol.

La sentí Reptar por el piso de tierra, muy cerca de mis pies, pero no pude verla, hasta que por fin apareció Enroscada con Altivez en una de las varillas más gruesas, al fondo de la Habitación. Como pude, y con muchísimo cuidado ne acerqué. Ella siseaba y sacaba la Lengua; se repegaba al tronco como hacen los Gatos cuando piden caricias.

Me le quedé mirando a la Cara, a esa horrible y enigmática Cara con ojos de pupilas verticales. Aunque sabía que se trataba de un ser peligroso, tenía la certeza de que no podía hacerme daño alguno. Fui bajando la vista a lo largo de su Cuerpo  para poder contemplarla entera; cuando llegué  al lugar donde debería encontrarse la cola di con... con otra Cabeza! Idéntica a la primera.

Tuve el primer impulso de huir, di media vuelta en busca de la Salida pero me detuvo una Voz cálida y acariciadora, la cual, como las anteriores, no propiamente "escuché" sino que Sentí. La Voz pronunció varias veces mi Nombre y pidió que no me fuera; no puedo ahora dejar de pensar en Juan Diego y la Virgen. Cuando volteé de nuevo hacia ella, la Serpiente había trepado con su otra Cabeza a un tronco cercano, formando una muy extraña Figura, como de dos monstruosos Hermanos Siameses.
-¿Qué quieres? -me Preguntó una de las Cabezas, de la misma silenciosa manera. Yo permanecí callado.
-¿Qué has venido a buscar -me dijo la otra- ¿Quieres dinero? Tengo mucho.
Esto último me pareció totalmente fuera de lugar, lo cual me hizo reír.
-No -le dijo la Primera Cabeza a la Segunda-, él no ha venido por dinero, él ha venido por cosas más grandes.
No dejaban de sisear afirmativamente y sin quitarme un momento la vista de encima. Yo pude sentir entre mis manos, como si se tratara de un ser vivo, la Cabeza de Animal que me había dejado Antonio.
-Ha venido -continuó la Cabeza- para hacerse Grande y Fuerte.
-¡Si, todavía se orina en la cama! -rió desagradablemente la Segunda-.Hay que abrazarlo para que no se cague en los calzones.
Yo me incomodé. Quise de nuevo salir corriendo.
-Espérate, espérate; no lo trates  así. Vino desde muy lejos para conocernos... ¿Qué quieres? -volvió a dirigirse a mí. Yo no podía articular palabra, o tal vez no quería hacerlo.
-Quieres ser Grande ¿No? -insistió la Segunda-. Quieres ser un Santo? -preguntó la Primera Cabeza-... Ya lo decía, si es buena gente.
-Ahí va a estar , en la Iglesia, cargando una Cruz y todos se van a santiguar a sus pies; le van a pedir Milagros, lo van a hacer llorar ¡Es buena gente!
-¿Para qué quieres ser Famoso? -preguntó la Segunda Cabeza, ahora dirigiéndose a mí-. ¿Para qué quieres ser un Héroe? ¿De qué te sirve, si finalmente vas a morir?
-El Recuerdo que dejes en la gente no es nada -continuó la Primera-. Las personas no te conocen ni quieren conocerte. Si llegan a saber de ti en el Futuro se harán una idea a su gusto y te encerrarán  debajo de ella. Lo que realmente fuiste y lo que realmente eres se perderá para siempre en el olvido. ¿Quieres Fama? Eso no sirve para nada.
-Tienes que morirte -sentenció la Otra Cabeza, con Dulzura casi maternal-. Tienes que Dominarte a Ti Mismo, esa es la verdadera Lucha, y no otra. Dominarte aquí y ahora. tienes que Cambiar, tienes que hacerte uno con el Cambio.
-Las cosas Cambian - continuó la Otra-, el Universo lo hace continuamente. cambia, Cambia con él. Tú no existes. nada existe, sólo el Cambio. Todo se va, todo Muere. Tú también; tu estás muriendo. Date cuenta de tu Muerte. Desátate del mundo. Esa es la Muerte, esa es la Verdadera Vida, la Vida del Hombre Fuerte. Ven, deja que te muerda. vas a morir y luego Renaces Más Fuerte... ¡Vas a ser un Chamán!
Me horroricé. Tan repugnante, tan grotesca me pareció aquella Oferta que no pude contener un Grito, mientras la Serpiente aún no había terminado de hablar. Grité, grité y salí corriendo de ahí. Salí dando tumbos, se me cayó el Talisman y comencé a llorar!... Afuera las mujeres me asistieron, cuando se dieron cuenta de lo que pasaba.






Diseño|Arte|Diagramación: Pachakamakin

4.17.2013

LOS PODERES DEL CHAMAN [4/7]

Por Francisco Trujillo






LAS FUNCIONES DEL CHAMAN

En el ejemplo del Capítulo anterior, especie de modelo promedio de la intervención de un Chamán en la vida cotidiana de una Comunidad Tradicional, podemos observar las Principales Funciones que todo Chamán ha cumplido a lo largo de la Historia.

Ake Hultkrantz, especialista en el Tema, describe al Chamán como ejecutor de Cinco Principales Funciones:

 Curandero.
 Psicopompo o Conductor del Alma de los Muertos.
 Animal-Mago.
 Profeta.
 Sacerdote de Sacrificios.

Curandero. El Chamán tiene la capacidad de curar, pues conoce y mantiene contacto con las Fuerzas que para la mentalidad mágica tradicional provocan los estados patológicos, a saber, los Entes Espirituales. Esta mentalidad supone que cuando un hombre cae enfermo se debe  a que su Espíritu "se ha extraviado" o ha sido capturado por alguna Potencia Espiritual; de tal manera que lo procedente es, Primero, averiguar el Origen concreto de la enfermedad, luego las razones responsables de dicho caso, para posteriormente encontrar los Medios, de Carácter Mágico al igual que la enfermedad, para restaurar la Salud. Comúnmente, los Chamanes añaden a esta Capacidad de naturaleza espiritual un Conocimiento bastante preciso de la Herbolaria y de la Medicina Natural.

Como Psicopompo, o Conductor de las Almas de los Muertos, el Chamán no tiene, a diferencia del punto anterior, competencia dentro de la Comunidad, pues él es el único Hombre que Conoce en Detalle los Caminos que llevan al Más Allá, y que cuenta, inclusive, con la Fuerza necesaria para, en dado caso, rechazar los posibles ataques de Potencias Espirituales interesadas en apoderarse del Alma del recién muerto o en impedir su entrada en el Otro Mundo.

Un punto señalado por los diversos Autores que han estudiado las Religiones Arcaicas, es el interés que el hombre, en aquellas lejanas Epocas mostraba hacia la necesidad de que el Alma de sus Muertos no regresaran a este Mundo.

Más adelante, por otro lado, veremos con mayor detenimiento, el papel del Chamán como Animal-Mago, aunque en el caso de nuestro ejemplo ha sido evidente una personalidad no humana del Chamán, cuando en el Otro Mundo se metamorfoseó en un Animal Mágico. Mucho del Poder del chamán  se basa en esta doble personalidad, que hermana su Ser propiamente Humano con una Fuerza Animal, irracional, trascendente, mágica y misteriosa.

Como Profeta y Sacerdote de Sacrificios, en el caso referido, el Chamán supo, sin que ningún hombre se lo comunicara, la existencia de dos enfermos en una determinada choza de tal Aldea; asimismo, también lo hizo cuando advirtió a la Nueva Pareja de Esposos que si no realizaba ciertos Ritos Específicos, las adversidades se lanzarían sobre ellos. En ambos casos, el Chamán usó su Capacidad para enterarse de lo que sucede en un lugar donde él no se encuentra él de manera física.

Por otra parte, como Sacerdote de Sacrificios, la Función es la de Señalar los Ritos que han de cumplirse; es él quien conoce con precisión el tipo de Sacrificios necesarios para Determinados Fines y para cada uno de los Espíritus que pueden influir en las Operaciones Realizadas.

Además de lo Anotado, el Chamán cuenta con otras Capacidades, tales como la Bilocación, arriba señalada; puede Escuchar Voces Sagradas, cambiar la Forma y el Peso de su Cuerpo para hacerse tan ligero como un Insecto o tan pesado como una Montaña, puede Tornarse Invisible y también Volar.

Las distintas Funciones del Chamán se encuentran más vinculadas con Aspectos Culturales. El es quien, por sus Propias Funciones y por la Característica de sus Poderes, concentra la Memoria Colectiva  de su Gente;  no solamente los Conocimientos Prácticos y los Rituales de tipo oficial, digamos, como los que realiza  todo Sacerdote, sino también aquellos Especiales y Trascendentes, más vinculados con una Visión Mística  de la Cosmología de su Pueblo. El no sabe solamente cómo fue que Se Creó el Mundo y cuales son las más importantes Potencias Espirituales, sino que conoce  a dichas Potencias, Angeles, Dioses y Demonios, a la vez que ha presenciado, con los Ojos de su Poderoso Espíritu, desenvolverse ante él mismo, ante sus diversas Personalidades, los Misterios de la Creación. No solamente Ha Aprendido "en Teoría" de su Instructor tales Misterios, sino que los Encarna, los Vive y los Reproduce con cada uno de Sus Actos.



EL EQUIPO DEL CHAMAN

Los Poderes Mágicos del Chamán, como hemos visto, dependen de una muy personal característica de aquel Individuo "llamado" o escogido, así como también de su Preparación; pero además, dichos Poderes se encuentran estrechamente vinculados con la Indumentaria que Porta.

Las diferentes Partes del Vestido del Chamán guardan un Profundo Significado; nada de lo que él Viste se encuentra ahí por Azar, y comúnmente cumple Una de Dos Funciones, si no es Ambas: o participa en el Incremento de la Fuerza Espiritual de su Portador, o se encuentra ahí como una Señal para los Espíritus, positiva o negativa, de Bienvenida o de rechazo.

Es por todo esto que el Atuendo forma parte importantísima  del "Equipo" Mágico del Chamán, así como el Traje de un Astronauta o el de un Buzo. Después de todo, es muy parecida la Función de los Tres Trajes, pues cada uno de ellos resulta necesario para realizar la "Inmersión" o el "Viaje" por un ambiente hostil; en el caso del Astronauta se trata del Espacio Exterior, el Buzo baja al Ambiente Submarino, mientras que en el caso del Chamán, se trata del Más Allá, de donde las Almas comunes y corrientes no pueden regresar, por lo menos sin sufrir Grandísimos Cambios.

Al igual que muchos de los Elementos que entran en Juego en el Chamanismo, los Factores Mágicos y la participación directa de las Potencias Espirituales en la Vida del Elegido se hacen manifiestas, en lo que respecta al "Equipo", por la Vía de los Sueños y de los Acontecimientos Fuera de Lo Común. No de cualquier manera es que el Chamán Se Apropia de sus Objetos de Poder, como también se les llama, pues Cada Uno de Ellos participa íntimamente en su Unicidad Personal, pasa a formar parte de su Fuerza Mágica y la Fortalecen. El Nuevo Chamán tiene que "salir a la búsqueda" de sus Objetos de Poder, o esperar que de alguna manera Ellos Se Le Manifiesten en la Vida, para lo cual debe permanecer atento a la mínima Señal y actuar en el momento preciso. En Ocasiones estos Objetos Le Salen al Paso, inclusive ciertas Extrañas Voces proporcionan la Clave para dar con Ellos, a veces Ellos Mismos Se Arrojan a su futuro Poseedor.

Los Principales Componentes de este Equipo son:

 Traje.
 Manto.
 Máscara.
 Pectoral.
 Tocado.
 Calzado.
 Tambor.
 Palillo.

El Traje es la Base  de la Indumentaria del Chamán; sobre él descansarán Elementos Más y Más Específicos. Existen grandes variaciones entre las diversas Regiones y Pueblos en torno a este punto, e inclusive entre los de la misma Región y Pueblo. Existen Chamanes, como los de la Tribu noadit, que realizan sus Prácticas desnudos, mientras otros cargan un Traje que entre Adornos y Objetos de Poder que de él penden, llega a pesar más de veinte kilogramos. Con todo, el caso de los noadit no es muy común.

La Confección del Traje del Chamán se encuentra vinculada con la Naturaleza Específica de su Poder, así como con la Fuente del mismo. Los Espíritus Aliados, o Protectores, determinan la clase de Elementos que Pasarán a Formar Parte del Traje; si estos Espíritus Familiares, como también Se Les Llama, se Manifiestan en Forma de Animales, por ejemplo: un Oso, un Lobo o un Bisonte, entonces la piel de dicho Animal constituirá la Base del Traje, así como los huesos del mismo formarán parte importante del Atuendo, y en tal sentido el Traje servirá para identificar al Chamán con sus Aliados, así como para facilitar su Participación en los Poderes del Mismo.

Sobre dicha Base, y también con Grandes Variaciones entre un Chamán y otro, Serán Colocados los Objetos e Imágenes que Simbolicen e Invoquen los diversos Poderes de la Naturaleza, entre los que se encuentran las Serpientes y Reptiles, las Aves y hasta huesos y cabellos humanos; se pueden encontrar Símbolos de los Poderes Planetarios del Sol y de la Luna: del Mar y de la los Vientos, de tal manera que el Traje llega inclusive a constituirse en una especie de summa del Universo, o de la Parte del Universo con la cual el Chamán  se encuentra particularmente vinculado. El Traje, de esta manera, resulta ser una especie de Microcosmos que reproduce el Orden Universal y que facilita las idas y venidas del Chamán entre Uno y Otro Polo de la Existencia.

Dado que el Chamán porta este Traje durante sus más importantes Ceremonias, éste llega a ser considerado una Morada de los Espíritus y Centro de Concentración del Poder Personal de su Portador, a tal Grado que, cuando Este muere, la Prenda llega a considerarse como un Objeto Sagrado y, en ciertas ocasiones, es llevada hasta un lugar solitario y lejano de la Comunidad, con el fin de que los Espíritus la abandonen cuando lo deseen, sin que ello cause algún problema.

El Manto es una Extensión del Traje Base, Fabricado también con la Piel del familiar o Animal de Poder, del cual ostenta colgados algunos Objetos Especialmente Poderosos, así como, pintados, Diseños Evocadores de las Fuerzas Naturales que son Manifestaciones de los Poderes Espirituales.  

La Máscara es un Elemento de la Mayor Importancia, aun cuando existe una buena cantidad de Chamanes que Realizan sus Operaciones sin ella. la Máscara cumple Funciones similares a las del Traje, pero colocada sobre el rostro, aumenta en buena medida su Significado: la Máscara funciona como Clave para que el Chamán sea "reconocido" por los Espíritus amigos y enemigos; para que en el Primer Caso, estos Sean Atraídos, mientras que, en el Segundo, Se Alejen. Cumple también la importantísima Función de Permitir la Optima "Personificación" de los Espíritus en el Chamán, es decir que él por medio de la Máscara, facilita que las Fuerzas Espirituales con las que se encuentra vinculado "lo posean", digamos, lo utilicen como Medio de Expresión de una manera fuerte y clara.

La Máscara puede ser fabricada casi de cualquier material natural, como pueden ser las Pieles, la Madera, las Piedras, los Metales e inclusive Calaveras de Animales y hasta Humanas, pero también pueden llegar a simplificarse tanto como una capa de Pigmento o de Aceite sobre el rostro.

El Pectoral es una Pieza fabricada comúnmente de Metal que puede adoptar ciertas Formas y Tamaños pero generalmente el Chamán lo porta, como su nombre lo indica, sobre el pecho; tiene una superficie pulida, por lo que posee, las Virtudes del Brillo y la Reflexión. Contiene varios Significados y Funciones, dependiendo -como muchas de las cosas que pertenecen a este Mundo Mágico- de la Personalidad e Indole del Portador: puede simbolizar el "Brillo Interior" del Chamán así como su capacidad de "ver" el Alma de los demás humanos; al igual que ellos mismos pueden "verse", es decir pueden Reflejarse  en su Superficie. por otra parte, sirve también como Objeto de Adivinación y como Repelente contra los Demonios, pues se cree que cuando estos ven reflejados sus rostros en la Superficie del Pectoral, salen huyendo asustados.

El Tocado, que en ocasiones se convierte en un Sombrero, varía también mucho en cuanto a Formas y Tamaños; normalmente se confecciona con Plumas o Cabezas Disecadas del Animal Familiar, también conocido como Nagual del Chamán. La Función es la misma que la del Traje, la Máscara y el Pectoral, solamente que de una manera específica sobre la Cabeza del Chamán, su parte más apreciada. Cuando se compone de Plumas, tiene la Función Especial de brindarle Seguridad y Potencia en los "Viajes".

El Calzado es un Elemento de importancia relativamente menor.
"En aquellas regiones -escribe Ward Rutheford- en las cuales se hace necesario un Calzado Especial, éste puede representar la Pata de un Ciervo, la Garra de un Ave o la Zarpa de un Oso." 
Su Función es la de permitir y facilitar, también, que el Chamán sea capaz de desplazarse Caminando en el Mundo de los Espíritus.

Con el Tambor entramos en un Terreno de particular importancia dentro del "Equipo" del Chamán. El Tambor no se lleva puesto, ni se encuentra fabricado con la Piel o los Huesos del Animal Familiar o Nagual, sino que participa de una Simbología más abstracta y generalizada a nivel mundial.

En Primer Lugar, debemos decir que el Tambor, fabricado comúnmente con un marco de Madera, más bien ovalado, y que tensa un solo Parche de Cuero, es una especie de "contenedor" de Espíritus, por medio de cuyo Uso el Chamán es capaz no solamente de Provocar Su Propio Extasis, sino también de Evocar y de Mantener la Presencia de sus Espíritus Protectores mientras realiza sus Operaciones.

Con ayuda del Tambor, el Chamán realiza su Viaje como si fuera un Caballo o una Canoa; en ciertas Ocasiones El se considera a Sí Mismo como una Flecha Lanzada Hacia Las Alturas, en cuyo caso el Sonido del Tambor hace las veces de Arco.

Con el Tiempo y las Distancias, el Tambor ha Cambiado mucho de Forma, no así de Función; en América Central y del Sur se ha convertido en ciertos casos en una Matraca; en Asia Central ha adquirido la Forma de un Instrumento de Cuerda, rudimentariamente parecido a un Banjo.

Se supone que el Aro del Tambor, siempre de Madera, se fabrica, en la mayoría de los casos, con la del Arbol del Mundo, o Arbol Cósmico, Centro Arquetípico del Universo y Canal Vivo de Unión entre el Altísimo Cielo, el Mundo Humano y el Submundo. Por dicho Arbol el Chamán Asciende y Desciende entre los Planos de la Existencia.

El Arbol es una Visión frecuente en el Extasis Chamánico y Pieza Central de su Cosmología. Es por medio de Sus Sueños, y otras Manifestaciones Mágicas, como el Chamán que aún no tiene Tambor recibe las Señales para destacar sus Poderes. También tiene Gran Importancia y se encuentra Fabricado comúnmente con Hueso, Madera o la Cornamenta de un Animal Poderoso.

Armado con este Instrumento tan fuera de lo común, tan lleno de Poder Mágico, el Chamán se encontrará en las mejores posibilidades de tener Exito en sus Empresas.

Es clara la peligrosidad que representa el ejercicio de su Vocación, pues al internarse en el Mundo de los Espíritus se pone al Alcance de Potencias muy por encima de las Humanas, y con el fin de salir airoso en el enfrentamiento con ellas es que busca Aumentar su Poder Personal por medio o con el auxilio de estos Elementos. La sola Fuerza Espiritual, que es muchísima en un Chamán maduro, resulta poca en este sentido, y en la mayoría de las veces es necesaria la participación de Elementos Externos como los aquí mencionados.



LAS PLANTAS SAGRADAS

 La Ayahuasca
 El Cactus de San Pedro
 Los Hongos alucinógenos (que son diversos)
 El Ololiuhqui
 El Tabaco
 El Peyote

Estas Plantas son conocidas como "Sagradas", porque el Efecto Alucinógeno de sus Componentes sobre la Conciencia Humana es interpretado por la Visión del Mundo del Chamanismo como Manifestación de un Poder que viene directamente del Mundo de los Espíritus. Que quede bien claro: existen otras plantas como la Marihuana {cannabis indica}, la Mandrágora, la Belladona, la Datura, consideradas también como Sagradas, pero trataremos las enlistadas. Para mayor Información en este punto, recomiendo al Lector la obra de Michael Harner: Alucinógenos y chamanismos.

Ayahuasca. {banispsterosis caapi} Es conocida entre los jíbaros del Amazonas como ayahuasca, palabra que traducida al Castellano significa algo así como "vino del alma". También recibe el nombre de yaje y caapi. 

El Poder Alucinógeno de esta Planta se encuentra en los Alcaloides llamados Harmolina y Harmina, conocidos también como "telefatina" por su supuesta capacidad para provocar Estados Alterados de Conciencia que permiten Fenómenos relacionados con la PES (Percepción Extrasensorial).

La ayahuasca es la más importante y difundida de las Plantas Sagradas de América del Sur, usada además por otros Grupos Etnicos, los jíbaros, los indios canibo y los cashinahua, sirve como base para preparar una Brebaje muy Poderoso.

El Cactus de San Pedro. Conocido simplemente como San Pedro {Trichocerus pachenoi}, en el Perú y como achuma en Bolivia, se trata de una cactácea de muy antiguo uso en América del Sur. Su Agente Psicoactivo es la mezcalina.

De esta Planta todavía se prepara un Brebaje con la misma Técnica que los conquistadores españoles atestiguaron en sus primeros contactos con las Etnias sudamericanas: se corta el Cactus en rebanadas más o menos gruesas que se dejan remojando en Agua Pura durante Siete u Ocho horas, para luego desechar las rebanadas y Beber el Agua. Es muy Eficaz y Potente para Provocar los también llamados "Estados de Conciencia Alterada".

Hongos alucinógenos. Existen varios Tipos y son usados principalmente por los Chamanes de los diferentes Pueblos de México, país que los dio a conocer al Mundo Occidental contemporáneo, aun cuando se sabe que en la Antiguedad también se consumían ciertos Hongos de este tipo en diversas Regiones de Europa y de Asia.

Ololiuqui. Es una Planta {rivea corymbosa} cuyas Semillas ya utilizaban los Antiguos Mexicas para preparar un Brebaje Alucinógeno, o Provocador, si se prefiere, de "Estados Sagrados" o, "Alterados de Conciencia". El Agente Psicoactivo es nada menos que el Acido Lisérgico, ditilamida, mejor conocido como LSD. De ese Antiguo Uso dan fe los diversos Cronistas de las Conquistas de México. Actualmente es usada de manera principal por los zapotecos.

Peyote. Como el de San Pedro, también el Peyote {lophophora wiliamsii} es un Cactus cuya fundamental Sustancia Psicoactiva es la mezcalina, aunque contiene más de 30 Agentes de ese tipo.

Es usado en el Norte de México, en especial por los huicholes, los coras y los tarahumaras. En Estados Unidos es usado por los indios kiowa y los comanches.

Tabaco. Aunque parezca sorprendente, un tóxico tan "doméstico" y común como el Tabaco {nicoteana tabacum} posee Capacidades Alucinógenas, que son son usadas especialmente por ciertos Pueblos de América del Sur, como los campa, del Este de Perú, quienes lo combinan con la ayahuasca; o como los marao de Venezuela, que lo utilizan solo y alcanzan un Grado de Extasis tan Profundo y Sagrado como podrían lograrlo con cualquier otro Alucinógeno.

Como ejemplo de los Efectos Alucinógenos de estas Plantas, citemos aquí un Relato de Gerard Reichel-Dolmatof, quien detalla la Experiencia Extática del pueblo tukano, en Colombia, producido por la ingestión del Brebaje Sagrado de la ayahuasca:
Según los tukanos, luego de penetrar en un Recinto de Colores y Formas difusas dentro de una indefinida Luminosidad, la Visión gradualmente va cobrando Forma y Claridad ante sus ojos, al tiempo que va enriqueciéndose con Significativos Detalles. Aparece ante ellos la Cinta Celeste conocida por nosotros como Vía láctea, y a la distancia la "fertilizante luminosidad del Sol".
La Primera Mujer Emerge de las Aguas de un inmenso Río y da origen a la Primera Pareja de Ancestros y el Majestuoso Señor de los Animales de la Jungla y de las Aguas, ante cuya presencia vieron nacer espontáneamente las Maravilosas Formas de los Animales, así como la Vegetación: ¡El Origen mismo de la Vida! El Origen del Mal también Se Les Manifiesta: Jaguares y Serpientes, las Fieras responsasbles de las Enfermedades, y los Espíritus de la Jungla, que con sus mentiras y artimañas pierden a los Hombres cuando van solos de Cacería.
La Música de los Tiempos Arcaicos puede Escucharse y los Ancestros son vistos mientras Danzan alrededor de la Creación. El Origen de los Ornamentos usados en las Ceremonias, las Coronas de Plumas y otros Tocados, los Collares y los Pectorales, los Brazaletes y los Instrumentos Musicales, todos se encuentran presentes... Por medio de estas Visiones, Nuevas "Puertas" Son Abiertas A Través de las Cuales es posible avizorar otras Dimensiones que son siempre Más y Más Profundas...
Para estos indios la Experiencia Alucinógena escencialemente sexual, aunque lo importante es "sublimarla", pasar de lo erótico, de lo sensual, hasta una Unión Mística con el Cosmos, con el Mundo Mítico, hasta Ingresar al Nivel del Estado Intrauterino, que es el Grado Ultimo, el Mayor y Más Alto, Alcanzado por Muy Pocos pero Deseado por Todos. Encontramos la Más Clara Expresión de ello en las palabras de un indio educado por misioneros:
"Tomar yaje -declara- es un Coito Espiritual, es la Comunión Espiritual de la que hablan los Sacerdotes". 




Diseño|Arte|Diagramación: Pachakamakin