Mostrando entradas con la etiqueta Cristo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cristo. Mostrar todas las entradas

12.11.2013

EL LIBRO PERDIDO DE ENKI [7/14]








SINOPSIS DE LA SEPTIMA TABLILLA

De regreso al Abzu, Adamu y Ti-Amat tienen hijos | Los Terrestres 
proliferan, trabajando en las minas y como sirvientes | Nacen los nietos de 
Enlil, los gemelos Utu e Inanna | Las parejas Anunnaki tienen otros 
descendientes en  la Tierra | Los cambios climáticos provocan penurias en 
la Tierra y en Lahmu | La aproximación orbital de Nibiru viene acompañada 
de trastornos Enki y Marduk exploran la Luna, la encuentran inhóspita 
Enki determina las constelaciones y el Tiempo Celestial | Amargado 
por su propia suerte, Enki le promete a Marduk la supremacía | Anu 
ordena a Utu, no a Marduk, la creación de un nuevo Espaciopuerto | Enki 
encuentra y se empareja con dos hembras Terrestres | Una tiene un hijo, 
Adapa, la otra una hija, Titi | Enki mantiene en secreto su paternidad y 
los cría como expósitos | Adapa, sumamente inteligente, se 
convierte en el primer Hombre Civilizado | Adapa y Titi se 
emparejan, tienen dos hijos: Ka-in y Abael Utu 
-Shamash- e Inanna -Ishtar-.





LA SÉPTIMA TABLILLA

¡Al Abzu, lejos del Edin, sean expulsados! Así lo ordenó Enlil; Adamu y Ti-Amat fueron expulsados desde el Edin al Abzu. Enki los puso en un recinto entre los árboles; los dejó para que se conocieran. Enki vio con alegría lo que Ningishzidda había provocado: Ti-Amat estaba retozando con un niño. Ninmah vino para observar el parto: ¡Un hijo y una hija, gemelos, les han nacido a los Seres Terrestres!


Ninmah y Enki veían a los recién nacidos con asombro, era una maravilla como crecían y se desarrollaban; los días eran como meses, los meses acumulaban años para la Tierra. ¡Para cuando Adamu y Ti-Amat tuvieron otros hijos e hijas, los primeros ya estaban procreando por sí mismos! Antes de que hubiera pasado un Shar de Nibiru, los Terrestres estaban proliferando. 

A los Trabajadores Primitivos se les había dotado de entendimiento, entendían los mandatos; estaban anhelando estar con los Anunnaki, trabajaban duro y bien con sus raciones de comida, no se quejaban del calor ni del polvo, no refunfuñaban diciendo estar derrengados; los Anunnaki del Abzu se vieron liberados de las penurias del trabajo. 

El vital Oro iba llegando a Nibiru, la Atmósfera de Nibiru iba sanando lentamente; La Misión Tierra proseguía para satisfacción de todos entre los Anunnaki, Aquellos-Que-Del-Cielo-a-la-Tierra-Vinieron, también había desposorios y procreación. Los hijos de Enlil y Enki, de entre hermanas y hermanastras, de entre Heroínas sanadoras tomaron esposas. 

A ellos, les nacieron hijos e hijas en la Tierra; Aunque estaban dotados con los ciclos vitales de Nibiru, se vieron acelerados por los Ciclos de la Tierra. El que aún había estado en pañales en Nibiru, en la Tierra se había convertido en niño; el que había comenzado a gatear estando en Nibiru, naciendo en la Tierra ya estaba corriendo por ahí. 

Mucha alegría hubo cuando les nacieron gemelos a Nannar y Ningal, una hija y un hijo tuvieron; Ningal les llamó Inanna y Utu. ¡Con ellos, se hacía presente la Tercera Generación de Anunnaki en la Tierra! Se les asignaron trabajos a los Descendientes de los Líderes; se repartieron algunas faenas de antaño, entre los Descendientes se hacían más fáciles; a las faenas de antaño, se les añadían nuevas tareas. 

Sobre la Tierra el calor era creciente, la vegetación florecía, criaturas salvajes recorrían la Tierra; las Lluvias eran más fuertes, los ríos manaban, había que reparar las moradas. Sobre la Tierra cada vez hacía más calor, las zonas de blanca nieve se fundían en Agua, los Océanos no contenían las barreras de los mares. Desde las profundidades de la Tierra, los Volcanes arrojaban Fuego y Azufre, el suelo temblaba cada vez que la Tierra se sacudía. 

En el Mundo Inferior, el lugar de color blanco de nieve, la Tierra gruñía; en la punta del Abzu, Enki estableció un Lugar de Observación, confió el mando a su hijo Nergal y a su esposa Ereshkigal. ¡Algo desconocido, algo insólito, se está fraguando allí abajo!, dijo Nergal a su padre, Enki. En Nibru-ki, el lugar del Enlace Cielo-Tierra, Enlil observaba las vueltas celestes, comparaba los movimientos celestes con los ME de las Tablillas de Destinos; ¡Hay alboroto en los Cielos!, le dijo Enlil a su hermano Enki.

Desde el planeta Lahmu, el lugar de la Estación de Paso, Marduk se quejaba a Enki, su padre. ¡Fuertes vientos están perturbando, están levantando irritantes tormentas de polvo! Estas palabras le transmitió Marduk a su padre, Enki: ¡En el Brazalete Repujado está habiendo trastornos! Sobre la Tierra, caía Azufre del Cielo. Demonios despiadados que causaban estragos, se acercaban violentamente a la Tierra, se inflamaban con Fuegos llameantes en el Cielo.

Traían la oscuridad a un día claro, hacían estragos con Tormentas y Vientos Malignos. Estaban atacando la Tierra como proyectiles pétreos, Kingu, la Luna de la Tierra, y Lahmu también, se veían afligidos por estos estragos, ¡Los rostros de los tres se veían cubiertos con innumerables señales! Enlil y Enki le transmitieron a Anu, el Rey, palabras urgentes, alertaron a los sabios de Nibiru: ¡La Tierra, la Luna y Lahmu se enfrentan a una Calamidad desconocida!

Desde Nibiru, los Sabios respondieron; sus palabras no calmaron los corazones de los Líderes: en los Cielos, la familia del Sol estaba tomando posiciones, los Celestiales, de los cuales la Tierra es el Séptimo, estaban eligiendo lugares. En los Cielos, Nibiru se aproximaba, se acercaba a la Morada del Sol. Nibiru se veía perturbado por los Siete, en una hilera dispuestos, el sendero a través del Brazalete Repujado había desaparecido.

¡Había estado desplazando trozos y piezas del Brazalete! Despojado de la Barrera Celestial, Lahamu con Mummu se agazapaban cerca del Sol, en los cielos, Lahamu había abandonado su gloriosa Morada, se veía atraída hacia Nibiru, el Rey Celestial, ¡Una reina del Cielo deseaba ser! Para contenerla, Nibiru hizo aparecer un monstruoso demonio desde la Profundidad Celestial. 

Un monstruo que perteneció una vez al Ejército de Tiamat, forjado en la Batalla Celestial,
desde la Profundidad Celestial se abrió camino, despertado de su Sueño por Nibiru. Como un Dragón flameante, se extendía desde el horizonte hasta la mitad del Cielo, una legua tenía su cabeza, cincuenta leguas de largo tenía, su cola era impresionante. Por el día, oscurecía los cielos de la Tierra. 

Por la noche, arrojaba un hechizo de oscuridad sobre el rostro de la Luna. A sus hermanos, los Celestiales, Lahamu pidió ayuda: ¿Quién se enfrentará al Dragón, quién lo detendrá y lo matará?, preguntaba. Sólo el valiente Kingu, en otro tiempo protector de Tiamat, se adelantó para responder. Kingu se apresuró para interceptar al Dragón en su sendero: fiero fue el encuentro, una tempestad de nubes se levantó sobre Kingu; Kingu se sacudió hasta sus cimientos, la Luna se estremeció y tembló por el impacto. 

Después, el trastorno celeste se calmó, Nibiru volvía a su distante Morada en Lo Profundo, Lahamu no abandonó su lugar de morada, los proyectiles pétreos cesaron en su lluvia sobre la Tierra y Lahmu. Enki y Enlil se reunieron con MardukNinurta, emprendieron la inspección de los estragos. Enki inspeccionó los cimientos de la Tierra, examinó lo que había acontecido con sus plataformas. 

Midió las profundidades de los Océanos, exploró las montañas de Oro y Cobre de los lejanos rincones de la Tierra. No habrá escasez del Oro vital. Así dijo Enki. En el Edin, Ninurta fue el inspector, donde las montañas temblaron y los valles se estremecieron, en su Nave Celeste, se elevó y viajó. La Plataforma de Aterrizaje estaba intacta; ¡En los Valles del Norte, la Tierra derramaba líquidos ígneos! Así le contaba Ninurta a su padre, Enlil; descubrió brumas sulfúricas y betunes.

En Lahmu, la Atmósfera estaba dañada, las tormentas de polvo interferían con la vida y con el trabajo, Así le decía Marduk a Enki. ¡Deseo volver a la Tierra!, desveló a su padre. Enlil volvió de nuevo sobre sus antiguos planes, reconsideró las Ciudades que había planeado y sus funciones. ¡Hay que establecer en el Edin un Lugar del Carro!, les dijo a los demás. Les mostró los antiguos Diseños del Trazado sobre la tablilla de cristal. 

El transporte desde el Lugar de Aterrizaje hasta la Estación de Paso en Lahmu ya no es seguro, ¡Tenemos que ser capaces de subir hasta Nibiru desde la Tierra! Así les habló Enlil.
Desde el primer amerizaje, se contaban ya ochenta shars. Viene ahora el relato del Viaje a la Luna de Enki y Marduk, y de cómo Enki determinó los tres Caminos del Cielo y las Constelaciones. 
¡Que se establezca el Lugar de los Carros, cerca de Bad-Tibira, la Ciudad del Metal, desde allí, llévese el Oro directamente desde la Tierra a Nibiru en los Carros! 

Estas palabras les dijo Ninurta, el Comandante de Bad-Tibira. Enlil tuvo en cuenta las palabras de Ninurta, su hijo; estaba orgulloso de la Sabiduría de su hijo. Enlil le transmitió rápidamente el plan a Anu, el Rey, diciéndole estas palabras: que se establezca un Lugar de Carros Celestiales en el Edin, que se construya cerca del lugar donde se funde y se refina el mineral de Oro. 

¡Llévese el Oro puro en los Carros directamente desde la Tierra hasta Nibiru, que Héroes y Suministros sean traídos directamente a la Tierra desde Nibiru¡De gran mérito es el plan de mi hermano!, dijo Enki a su padre Anu. Pero una gran desventaja alberga en su núcleo: ¡La atracción de la Red de la Tierra es mucho mayor que la de Lahmu; para superarla, nuestras Energías quedarán exhaustas! 

Antes de que haya prisa por decidir, examinemos una alternativa: ¡Cerca de la Tierra hay un acompañante, se trata de la Luna! La atracción de su Red es más pequeña, de ahí que se precise poco esfuerzo para Ascender y Descender. ¡Considerémosla como Estación de Paso, que se nos permita a Marduk y a mí viajar hasta allí! Anu, el Rey, presentó a la consideración de Consejeros y Sabios los dos Planes. 

¡Examínese primero la Luna!, le aconsejaron al Rey. ¡Examínese primero la Luna!, transmitió Anu la decisión a Enki y a Enlil. Enki se alegró enormemente; la Luna siempre le había resultado atractiva, siempre se había preguntado si habría Aguas ocultas en algún lugar, y qué Atmósfera poseía. En las noches de insomnio, había observado embelesado su frío disco plateado, sus crecientes y decrecientes jugaban con el Sol, y se le antojaban una maravilla entre las maravillas. 

Enki deseaba descubrir los Secretos que la Luna conservaba desde el Principio. En una Nave Espacial, hicieron Enki y Marduk su viaje hasta la Luna; tres veces circundaron a la compañera de la Tierra, observaron la profunda herida que le había causado el Dragón, la cara de la Luna estaba marcada con muchas depresiones, obra de los destructivos demonios. 

En un lugar de ondulantes colinas hicieron descender la Nave Espacial, en su mitad aterrizaron; desde aquel Lugar pudieron observar la Tierra y la amplitud de los Cielos. Tuvieron que ponerse los Cascos de Aguilas; la Atmósfera era insuficiente para respirar. Dieron un paseo con facilidad, fueron en esta y en aquella dirección; la obra del maligno Dragón fue de sequedad y desolación. 

¡No se parece a Lahmu, no es adecuado para una Estación de Paso!, dijo Marduk a su padre. ¡Vamonos de este lugar, volvamos a la Tierra! ¡No te precipites, hijo mío! Así le dijo Enki a Marduk. ¿Acaso no estás hechizado con la Danza Celestial de la Tierra, la Luna y el Sol? Desde aquí, la visión está despejada, la Región del Sol está a mano, la Tierra no cuelga de nada, como un globo en el vacío. 

¡Con nuestros Instrumentos, podemos explorar los Cielos distantes, en esta soledad podemos admirar la obra del Creador de Todo! ¡Quedémonos, observemos las vueltas, cómo circunda la Luna a la Tierra, cómo hace sus vueltas la Tierra alrededor del Sol! Así le hablaba Enki a su hijo Marduk, excitado por lo que veía. Marduk se persuadió con las palabras de su padre; hicieron su Morada en la Nave Espacial. 

Durante una Vuelta de la Tierra, durante Tres Vueltas, permanecieron en la Luna; midieron sus Movimientos con respecto a la Tierra, calcularon la duración de un Mes. Durante Seis Vueltas de la Tierra, durante Doce Vueltas alrededor del Sol, midieron el Año de la Tierra. Tomaron nota de cómo se emparejaban ambos, haciendo desaparecer a las luminarias. 

Después, prestaron atención a la Región del Sol, estudiaron los senderos de Mummu y de Lahamu. Junto con la Tierra y la Luna, Lahmu constituía la Segunda Región del Sol, Seis eran los Celestiales de las Aguas Inferiores. Así le explicó Enki a Marduk. Seis eran los Celestiales de las Aguas Superiores, estaban Más Allá de la barrera, del Brazalete Repujado: Anshar y Kishar, Anu y Nudimmud, Gaga y Nibiru; éstos eran los otros Seis, eran Doce en total, Doce era la Cuenta del Sol y su familia. 

De los trastornos más recientes, Marduk inquirió a su padre: ¿Por qué han tomado plazas en una hilera Siete Celestiales? Así preguntó a su padre. Enki consideró entonces sus Vueltas alrededor del Sol; Enki observó con atención la gran banda de éstos alrededor del Sol, su progenitor, las posiciones de la Tierra y la Luna marcó Enki en un mapa, Por los movimientos de Nibiru, no descendiente del Sol, esbozó la anchura de la gran banda. 

El Camino de Anu, el Rey, decidió Enki nombrarla. En la amplitud de los Cielos Profundos, padre e hijo observaron las Estrellas; Enki estaba fascinado con sus proximidades y agrupamientos. Dibujó imágenes de Doce Constelaciones, de horizonte a horizonte, en toda la Vuelta de los Cielos. En la Gran Banda, el Camino de Anu, emparejó a cada una con los Doce de la familia del Sol, a cada una le designó una Estación, por nombres serían llamadas. 

Luego, en los Cielos por debajo del Camino de Anu, por donde Nibiru se aproxima al Sol, diseñó un Camino parecido a una banda, lo designó el Camino de Enki; también le asignó a él Doce Constelaciones por sus formas. A los Cielos por encima del Camino de Anu, a la Hilera Superior, la llamó el Camino de Enlil, también agrupó allí las Estrellas en Doce Constelaciones. Treinta y Seis fueron las Constelaciones de Estrellas, en los Tres Caminos estaban ubicadas. 

En lo sucesivo, cuando Nibiru se acerque y se vaya, desde la Tierra su Curso será conocido por las Estaciones de Estrellas, ¡Así se designará la posición de la Tierra mientras viaja alrededor del Sol! Enki le indicó a Marduk el Inicio del Ciclo, la medida del Tiempo Celestial: cuando llegué a la Tierra, la Estación a la que di final, la Estación de los Peces fue nombrada, ¡La nombré con mi propio Nombre! «El de las Aguas». 

Así dijo Enki, con satisfacción y orgullo, a su hijo Marduk. Tu Sabiduría abarca los Cielos, tus Enseñanzas sobrepasan mi propia comprensión, ¡Pero en la Tierra y en Nibiru, el Conocimiento y el Gobierno andan separados! Así le dijo Marduk a su padre. ¡Hijo mío! ¡Hijo mío! ¿Qué es lo que no sabes, qué es lo que echas en falta?, le dijo Enki. ¡Los Secretos de los Cielos, los Secretos de la Tierra he compartido contigo! ¡Ay, padre mío!, dijo Marduk. 

Había angustia en su voz. Cuando los Anunnaki en el Abzu dejaron de trabajar y te pusiste a forjar al Trabajador Primitivo, no mi madre, sino Ninmah, la madre de Ninurta, para ayudarte fue convocada, no yo, sino Ningishzidda, de mí el más joven, para ayudarte fue invitado, ¡Con ellos, no conmigo, tus Conocimientos de la Vida y la Muerte compartiste! ¡Hijo mío!, le respondió Enki a Marduk. ¡A tu mandato fue dado de los Igigi y Lahmu ser Supremo!

¡Ay, padre mío!, le dijo Marduk. ¡De la Supremacía, por el Hado hemos sido privados! Tú, padre mío, eres el Primogénito de Anu; sin embargo, Enlil, y no tú, es el Heredero Legal; tú, padre mío, fuiste el primero en amerizar y en fundar Eridú, sin embargo, Eridú está en los dominios de Enlil, los tuyos están en el distante Abzu. Yo soy tu Primogénito, de tu esposa legítima en Nibiru nací, sin embargo, el Oro se reúne en la ciudad de Ninurta, para de allí enviarlo o retenerlo, la supervivencia de Nibiru está en sus manos, no en mis manos.

Ahora volvemos a la Tierra; ¿Cuál será mi trabajo, el Hado me destina a la Fama y la Realeza, o a ser humillado de nuevo? En silencio, Enki abrazó a su hijo, en la desolada Luna le hizo una promesa: ¡Eso de lo cual se me ha privado a mí, tu Destino futuro será! ¡Tu Tiempo Celestial llegará, una Estación mía junto a la tuya habrá! 


Viene ahora el Relato de Sippar, el Lugar de los Carros en el Edin, y de cómo los Trabajadores Primitivos volvieron al Edin. Durante muchas Vueltas de la Tierra, padre e hijo estuvieron ausentes de la Tierra; en la Tierra, no se llevaba a cabo ningún plan; en Lahmu, los Igigi estaban alborotados. Enlil le transmitió a Anu Palabras Secretas, sus preocupaciones le transmitió a Anu desde Nibru-ki: Enki y Marduk han ido a la Luna, durante incontables vueltas se han quedado allí. 

Sus acciones son un Misterio, no se sabe lo que están tramando; Marduk ha abandonado la Estación de Paso de Lahmu, los Igigi están ansiosos, la Estación de Paso se ha visto afectada por tormentas de polvo, los daños que pueda haber nos son desconocidos.

El Lugar de los Carros en el Edin debe ser construido, desde allí se llevará el Oro directamente de la Tierra a Nibiru, a partir de entonces, ya no será necesaria una Estación de Paso en Lahmu; ése es el plan de Ninurta, su entendimiento es grande en estas Materias, ¡Establézcase el Lugar de los Carros en Bad-Tibira, sea Ninurta su Primer Comandante! 

Anu dio mucha consideración a las palabras de Enlü; a Enlil, una respuesta le dio: Enki y Marduk están volviendo a la Tierra; ¡Escuchemos primero sus palabras de lo que en la Luna han descubierto! De la Luna partieron Enki y Marduk, a la Tierra regresaron; dieron cuenta de las condiciones allí; ¡No es viable una Estación de Paso ahora!, informaron. ¡Que se construya el Lugar de los Carros!, dijo Anu. 

¡Sea Marduk su Comandante!, dijo Enki a Anu. ¡Esa tarea está reservada para Ninurta!, gritó Enlil con rabia. ¡Ya no hace falta comando para los Igigi, Marduk tiene Conocimientos de esos trabajos, que se haga cargo Marduk del Pórtico del Cielo! Así le dijo Enki a su padre. Anu reflexionó sobre el asunto con preocupación: ¡Ahora los hijos se ven afectados por las rivalidades! 

Con Sabiduría estaba dotado Anu, con Sabiduría tomó sus decisiones: El Lugar de los Carros para conducir el Oro por nuevos caminos está designado, pongamos en manos de una Nueva Generación lo que viene a partir de ahora. Ni Enlil ni Enki, ni Ninurta ni Marduk estarán al mando, ¡Que asuma la responsabilidad la Tercera Generación, sea Utu el Comandante! ¡Constrúyase el Lugar de los Carros Celestiales, sea su nombre Sippar, Ciudad- Pájaro

Ésta fue la palabra de Anu; inalterable fue la palabra del Rey. La construcción comenzó en el Shar Ochenta y Uno, se siguieron los planos de Enlil. Nibru-ki estaba en el centro, Enlil lo designó como Ombligo de la Tierra, por su ubicación y por distancias, las ciudades de antaño se situaron como en círculos, se dispusieron como una flecha, desde el Mar Inferior hacia las montañas él trazó una línea sobre los Picos Gemelos de Arrata, hasta los Cielos en Norte, donde la Flecha intersectaba la línea de Arrata, marcó el lugar de Sippar, el Lugar de los Carros de la Tierra; ¡A él llevaba directamente la Flecha, desde Nibru-ki estaba exactamente ubicado por un círculo igual! 

Ingenioso era el plan, todos se maravillaban por su precisión. En el Octuagésimosegundo Shar se terminó la construcción de Sippar; se le dio el mando al Héroe Utu, nieto de Enlil. Se forjó para él un Casco de Aguila, se decoró con Alas de Aguila. Anu llegó en el primer Carro que, desde Nibiru, vino directamente hasta Sippar; deseaba ver por sí mismo las Instalaciones, quería maravillarse con lo que se había conseguido. 

Para la ocasión, los Igigi, comandados por Marduk, bajaron de Lahmu a la Tierra, desde el Lugar de Aterrizaje y desde el Abzu vinieron los Anunnaki. Hubo palmadas en las espaldas y vítores, fiesta y celebración. Inanna, nieta de Enlil, obsequió a Anu con Cantos y Danzas; antes de partir, Anu convocó a los Héroes y a las Heroínas. ¡Una Nueva Era ha comenzado! Así les dijo. 

¡Con el suministro directo de la salvación dorada, el fin del duro trabajo está próximo! En el momento haya suficiente Oro de protección amontonado y almacenado en Nibiru, podrá reducirse el trabajo en la Tierra, ¡Héroes y Heroínas volverán a Nibiru! Esto prometió Anu, el Rey, a los allí reunidos, les transmitió una gran esperanza: ¡Unos cuantos Shars más de duro trabajo, y volverán a casa! 

Anu ascendió de vuelta a Nibiru con mucha pompa; Oro, Oro puro llevaba con él. Utu llevó a cabo su nueva tarea con cariño; Ninurta conservó el mando en Bad-Tibira. Marduk no volvió a Lahmu; tampoco fue al Abzu con su padre. Deseaba vagar por todas las Regiones, recorrer la Tierra en su Nave Celeste, de los Igigi, algunos en Lahmu, otros en la Tierra, se hizo a Utu Comandante. 

Tras el regreso de Anu a Nibiru, los Líderes en la Tierra tenían grandes expectativas: esperaban que los Anunnaki trabajaran con renovado vigor. Amasar rápidamente Oro, para volver a casa cuanto antes. ¡Pero eso, ay, no fue lo que vino a suceder! En el Abzu, las expectativas de los Anunnaki no eran las de continuar con el duro trabajo, sino las de liberarse de él, ¡Ahora que los Terrestres están proliferando, que se encarguen ellos del trabajo!

Así decían los Anunnaki en el Abzu. En el Edin, los trabajos eran mayores; hacían falta más moradas, más provisiones. Los Héroes del Edin exigieron Trabajadores Primitivos, hasta entonces confinados en el Abzu, ¡Durante cuarenta Shars, sólo se ha proporcionado alivio en el trabajo en el Abzu!, gritaban los Héroes en el Edin, nuestro trabajo se ha incrementado más allá de toda resistencia, ¡Tengamos también Trabajadores! 

Mientras Enki y Enlil debatían el asunto, Ninurta tomó la decisión en sus manos: dirigió una expedición hasta el Abzu con Cincuenta Héroes, iban pertrechados con armas. En los bosques y las estepas del Abzu, persiguieron a los Terrestres, con redes los capturaron, llevaron varones y hembras al Edin. Los entrenaron para hacer todo tipo de faenas, tanto en los Huertos como en las Ciudades. 

Enki se enfadó con lo sucedido, también se enfureció Enlil: ¡Has revocado mi decisión de expulsar a Adamu y a Ti-Amat! Así le dijo Enlil a Ninurta. ¡Para que no se repitiera en el Edin el motín que hubo una vez en el Abzu! Así le dijo Ninurta a Enlil. Con los Terrestres en el Edin, los Héroes se calmarán, ¡Unos cuantos Shars más, y no habrá de qué preocuparse! Así dijo Ninurta a Enlil. 

Enlil no se apaciguó; ¡Así sea!, le dijo refunfuñando a su hijo. ¡Amontónese con rapidez el Oro, volvamos todos pronto a Nibiru! En el Edin, los Anunnaki observaban con admiración a los Terrestres: tienen inteligencia, comprenden las órdenes. Se encargaron de todo tipo de faenas; iban desnudos al realizar sus trabajos.

Entre ellos, varones y hembras se emparejaban constantemente, proliferaban con rapidez: ¡En un Shar, a veces cuatro, a veces más, tenían lugar sus Generaciones! Mientras los Terrestres crecieran en número, tendrían trabajadores los Anunnaki, los Anunnaki no se saciaban con los alimentos; en las Ciudades y en los Huertos, en los Valles y en las Colinas, los Terrestres estaban buscando comida constantemente. 

En aquellos días, todavía no se habían hecho los Cereales, no había Ovejas, aún no se había creado el Cordero. Acerca de todo esto, Enlil le dijo palabras airadas a Enki: ¡Con tus actos has generado confusión, así que busca tú la Salvación! Viene ahora el Relato de cómo vino a ser el Hombre Civilizado, de cómo se creó, mediante un Secreto de Enki, a Adapa y a Titi en el Edin. 

Con la proliferación de los Terrestres, Enki estaba complacido, Enki estaba preocupado; el grupo de los Anunnaki se había acomodado en gran medida, su descontento había decrecido, con la proliferación, los Anunnaki rehuían el trabajo, los trabajadores se estaban convirtiendo en siervos. Durante siete Shars, el grupo de los Anunnaki se acomodó mucho, su descontento disminuyó. 

Con la proliferación de los Terrestres, lo que crecía por sí solo era insuficiente para todos; en tres Shars más hubo escasez de pescado y de caza, ni Anunnaki ni Terrestres quedaban saciados con lo que por sí mismo crece. En su corazón, Enki estaba planeando una nueva empresa; concebía la creación de una Humanidad Civilizada. ¡Cereales que sean sembrados por ellos para ser cultivados, Ovejas para que las apacienten! 

En su corazón, Enki estaba planeando una Nueva Empresa; reflexionaba sobre cómo conseguirlo. Observó para estos planes a los Trabajadores Primitivos del Abzu, reflexionó sobre los Terrestres en el Edin, en las Ciudades y en los Huertos. ¿Qué se les podría adecuar para los trabajos? ¿Qué hay que no se haya combinado en la Esencia Vital? 

Observó a los descendientes de los Terrestres, constató algo alarmante: ¡Con la repetición de las cópulas, se estaban degradando hacia sus antepasados salvajes! Enki estuvo mirando por las zonas pantanosas, navegó por los ríos y observó; con él, sólo iba Isimud, su Visir, el que Guardaba los Secretos. Vio que en la orilla del río se bañaban y retozaban unos Terrestres; entre ellos, había dos hembras de salvaje belleza, firmes eran sus senos. 

Contemplándolas, el falo de Enki se humedeció, tenía un ardiente deseo. ¿Les doy un beso a las jóvenes?, le preguntó Enki a su visir Isimud. Llevaré la Embarcación hasta allí, ¡Besa a las jóvenes!, le dijo Isimud a Enki. Isimud dirigió la Barca hasta allí, Enki saltó de la Barca a tierra firme. Enki llamó a una joven, ella le ofreció una fruta. Enki se inclinó hacia ella, la abrazó, en los labios la besó; dulces eran sus labios, firmes de madurez eran sus senos. 

En su matriz derramó su semen, en el apareamiento la conoció. Ella guardó en su vientre el sagrado semen, quedó fecundada con el semen del Señor Enki. Enki llamó a la segunda joven, ella le ofreció bayas del campo. Enki se inclinó hacia ella, la abrazó, en los labios la besó; dulces eran sus labios, firmes de madurez eran sus senos. En su matriz derramó su semen, en el apareamiento la conoció. 

Ella guardó en su vientre el sagrado semen, quedó fecundada con el semen del Señor Enki. ¡Quédate con las jóvenes, por ver si quedan embarazadas! Así le dijo Enki a su Visir Isimud. Isimud se sentó junto a las jóvenes; hacia la Cuarta Cuenta aparecieron sus abultamientos. Hacia la Décima Cuenta, la Novena se había completado, la primera joven se puso en cuclillas y dio a luz, de ella nació un Niño; la segunda joven se puso en cuclillas y dio a luz, de ella nació una Niña. 

Al amanecer y al crepúsculo, lo cual delimita un día, en el mismo día dieron a luz las dos, como las Llenas de Gracia, Amanecer y Crepúsculo, a partir de entonces se les conoció en las Leyendas. En el Nonagésimotercer Shar, engendrados por Enki, nacieron los dos en el Edin. Isimud llevó rápidamente a Enki noticia de los Alumbramientos. Enki estaba en éxtasis con los Alumbramientos: ¡Quién había oído hablar de algo así! 

¡Se consiguió la concepción entre Anunnaki y Terrestres, he traído al ser al Hombre Civilizado! Enki dio instrucciones a su Visir, Isimud: ¡Mi Acción debe permanecer en
Secreto! Que los recién nacidos sean amamantados por sus madres; después de eso, los traerás a mi casa, ¡Entre las aneas, en cestas de junco, los he encontrado!, dijo Isimud a todo el mundo. 

Ninki tomó cariño a los expósitos, los crió como a sus propios hijos. Adapa, el Expósito, llamó al niño; Titi, Una con Vida, llamó a la Niña. A diferencia del resto de niños Terrestres, la pareja era: de crecimiento más lento que los Terrestres, mucho más rápidos de comprensión; estaban dotados de inteligencia, eran capaces de hablar con palabras. 

Hermosa y agradable era la niña, muy diestra con las manos; Ninki, la esposa de Enki, le tomó cariño a Titi; le enseñó todo tipo de oficios. A Adapa, fue el mismo Enki quien Le Enseñó, le instruyó en cómo hacer Anotaciones. Enki le mostró orgulloso a Isimud sus logros, ¡He creado al Hombre Civilizado!, le dijo a Isimud. 

¡De mi simiente, ha sido creado un nuevo tipo de Terrestre, a mi imagen y semejanza!
De las Semillas, harán crecer Alimentos; y apacentarán Ovejas, ¡A partir de entonces, los Anunnaki y los Terrestres quedarán saciados! Enki envió palabras a su hermano Enlil; Enlil vino desde Nibru-ki hasta Eridú. ¡En el desierto, ha aparecido un nuevo tipo de Terrestre!, dijo Enki a Enlil. 

Son rápidos en aprender, se les pueden enseñar Conocimientos y Oficios. Que se nos traigan de Nibiru Semillas de las que se siembran, que se nos traigan de Nibiru Ovejas para repartir por la Tierra, enseñemos a esta Nueva Raza de Terrestres la Agricultura y el pastoreo, ¡Saciémonos juntos Anunnaki y Terrestres! Así le dijo Enki a Enlil. 

¡Ciertamente, son similares a nosotros los Anunnaki en muchos aspectos!, dijo Enlil a su hermano. ¡Es una maravilla de maravillas que hayan aparecido por sí mismos en el desierto! Llamaron a Isimud. ¡Entre las aneas, en cestas de juncos, los encontré!, dijo. Enlil ponderó el asunto con gravedad, sacudía la cabeza con asombro. 

¡Ciertamente, es una Maravilla de Maravillas, que haya emergido una Nueva Raza de Terrestres, que la misma Tierra haya hecho un Hombre Civilizado, se les puede enseñar Agricultura y Pastoreo, Oficios y Elaboración de Herramientas!

Así le decía Enlil a Enki. ¡Enviemos palabras a Anu de la Nueva Raza! Se transmitieron palabras de la Nueva Raza a Anu, en Nibiru. ¡Que se nos envíen Semillas que puedan ser plantadas y Ovejas para el pastoreo! Esto sugirieron Enki y Enlil a Anu. ¡Que el Hombre Civilizado sacie a los Anunnaki y a los Terrestres! 

Anu escuchó las palabras, quedó asombrado con ellas: ¡Que un tipo de Esencias Vitales lleve a otro no es algo inaudito!, les dijo en respuesta. ¡Pero nunca se había oído algo así, que en la Tierra apareciera tan rápidamente un Hombre Civilizado a partir del Adamu! Para la Siembra y el Pastoreo hará falta un Gran Número; ¿Son capaces de proliferar los seres? 

Mientras los Sabios de Nibiru reflexionaban sobre el asunto, en Eridú ocurrían cosas importantes: Adapa conoció a Titi en el apareamiento, él derramó su semen en su matriz.
Hubo Concepción, hubo Alumbramiento: ¡Titi alumbró Gemelos, Dos Hermanos! Se transmitieron palabras del Nacimiento a Anu en Nibiru: ¡La pareja es compatible para la Concepción, pueden proliferar! 

¡Que se repartan por la Tierra Semillas que se puedan sembrar y Ovejas para el pastoreo, que comience la Agricultura y la Ganadería en la Tierra, saciémonos todos! Así dijeron Enki y Enlil a Anu en Nibiru. ¡Permanezca Titi en Eridú, para amamantar y cuidar de los recién nacidos, tráigase a Nibiru a Adapa, el Terrestre! Así pronunció su decisión Anu.




Diseño|Arte|Diagramación: Pachakamakin 
Portada: Fermi Gamma-Ray Space Telescope




GLOSARIO:

Abael: El bíblico Abel, muerto por su hermano Ka-in.
Abgal: Piloto; Primer Comandante del Lugar de Aterrizaje.
Abrazador: Epíteto de Ninurta por su papel en la utilización de armas nucleares.
Abzu: Dominios mineros de Oro de Enki en el sudeste de África.
Abzu Inferior: Punta Sur de África, dominios de Nergal Ereshkigal.
Acad: Las Tierras del Norte anexionadas a Sumer bajo Sargón I.
Acadio: Lengua madre de todas las Lenguas semitas.
Adab: Ciudad postdiluviana de Ninharsag en Sumer.
Adad: Nombre acadio de Ishkur, el hijo menor de Enlil.
Adamu: El primer Trabajador Primitivo logrado con éxito a través de Ingeniería Genética, El Adán.
Adapa: Hijo de Enki con una hembra Terrestre, primer Hombre Civilizado; el bíblico Adán.
Agadé: Primera capital de Nibiru después de la guerra; Capital Unificada de Sumer y Acad.
Agua de Juventud: Se la prometía Ra a sus seguidores en la Otra Vida.
Agua de Vida: Utilizada para revivir a Inanna y traerla de vuelta de entre los muertos.
Alalgar: Piloto; Segundo Comandante de Eridú.
Alalu: El depuesto Rey de Nibiru que escapó a la Tierra y descubrió Oro; murió en Marte; se talló su imagen en la roca que le sirvió de tumba.
Alam: Hijo de Anshargal a través de una concubina.
Amanecer y Crepúsculo: Hembras Terrestres fecundadas por Enki, madres de Adapa y Titi.
Amun: Nombre egipcio para el exiliado dios Ra.
An: Primer Rey de la Unidad en Nibiru; nombre del planeta al que llamamos Urano.
Anak: Estaño.
Anib: Título Real de Ib, un Sucesor del Trono de Nibiru.
Anki: Hijo primogénito de An en Nibiru.
Annu: Ciudad Sagrada en Egipto, la bíblica On, Heliópolis en griego.
Anshar: Quinto Soberano de Nibiru de la Dinastía Unificada; el planeta al que llamamos Saturno.
Anshargal: Cuarto Soberano de Nibiru de la Dinastía Unificada.
Antu: Esposa de An; esposa de Anu; nombre primitivo del planeta al que llamamos Neptuno.
Anu: Soberano de Nibiru cuando los Anunnaki llegaron a la Tierra; también, el planeta al que llamamos Urano.
Anunitu: Nombre cariñoso para la diosa Inanna.
Anunnaki: Aquellos-Que-del-Cielo-a-la-Tierra-Vinieron.
Anzu: Piloto; Primer Comandante de la Estación de Paso en Marte.
Apsu: Progenitor primordial del Sistema Solar, el Sol.
Aratta: Dominio concedido a Inanna, parte de la Tercera Región.
Arbakad: El bíblico Arpakshad, uno de los hijos de Sem.
Armas del Terror: Armas nucleares, utilizadas al principio en Nibiru y, después, finalmente, en la Tierra.
Arrata: La tierra y las montañas de Ararat.
Asar: Dios egipcio llamado Osiris.
Asta: Diosa egipcia llamada Isis, esposa-hermana de Asar.
Awan: Esposa-hermana de Ka-in.
Aya: Esposa de Utu; el dios llamado Shamash en acadio.
Azura: Esposa de Sati, madre de Enshi, el bíblico Enoch.
Bab-Ili: Pórtico de los DiosesBabilonia, ciudad de Marduk en Mesopotamia.
Bad-Tibira: Ciudad de Ninurta de fundición y refinado de Oro.
Banda: Soberano heroico de Uruk -la bíblica Erek-, padre de Gilgamesh.
Baraka: Esposa de Irid, el bíblico Yéred.
Barca celestial: Término egipcio para la Nave Espacial de un Dios.
Barco del Cielo: Vehículo aéreo de diversos Dioses y Diosas.
Batalla Celestial: Colisión primordial entre Nibiru y Tiamat.
Batanash: Esposa de Lu-Mach -el bíblico Lamek-, madre del Héroe del Diluvio.
Bau: Esposa de Ninurta, una sanadora.
Ben-Ben: Parte superior cónica del Barco Celestial de Ra.
Blancatierra: La Antártida.
Bosque de Cedros: Ubicación del Lugar de Aterrizaje -en la actualidad, Líbano-.
Brazalete Repujado: El Cinturón de Asteroides.
Burannu: El río Éufrates.
Cam: Segundo hijo del Héroe del Diluvio, hermano de Sem y de Jafet.
Cámara de la Creación: Instalaciones de Ingeniería Genética y domesticación en las Montañas de los Cedros.
Camino de Anu: Banda central de la Esfera Celeste que contiene las Constelaciones Zodiacales; en la Tierra, banda central entre el septentrional Camino de Enlil y el meridional Camino de Enki.
Camino de Enki: Esfera celeste por debajo del paralelo 30º Sur.
Camino de Enlil: Esfera celeste por encima del paralelo 30º Norte.
Carros celestiales: Nave Espacial.
Casa de Elaboración: Laboratorio genético en el Bosque de los Cedros para los cereales y el ganado.
Casa de la Vida: Instalaciones biogenéticas de Enki en el Abzu.
Casa de Sanación: Instalaciones médico-biológicas de Ninmah en Shurubak.
Centro de Control de Misiones: En Nibru-ki -Nippur- antes del Diluvio, en el Monte Moriah después del Diluvio.
Creador de Todo: El Dios universal y cósmico.
Cresta Norte: Morada de Enlil en las Montañas de los Cedros.
Cuarta Región: La Península del Sinaí, ubicación del Espacio Puerto postdiluviano.
Cuenta de Años de la Tierra: La cuenta de los años desde la visita de Anu a la Tierra, el calendario de Nippur comenzó en el 3760 AC.
Damkina: Esposa de Enki, renombrada Ninki; hija de Alalu.
Dauru: Esposa del Rey nibiruano Du-Uru.
Destino: Curso predeterminado de acontecimientos.
Diluvio: La Gran Inundación.
Duat: Nombre egipcio de la zona restringida del Espacio Puerto en el Sinaí.
Dudu: Nombre cariñoso del dios Adad -Ishkur-, hijo menor de Enlil, tío de Inanna.
Dumuzi: Hijo menor de Enki, encargado del pastoreo en sus dominios egipcios.
Dunna: Esposa de Malalu, madre de Irid -los bíblicos Mahalalel y Yéred-.
Duttur: Concubina de Enki, madre de Dumuzi.
Du-Uru (Duuru): Séptimo Soberano de Nibiru.
Ea: Aquel-cuyo-hogar-es-el-agua, el Acuario prototipo; primogénito de Anu, hermanastro de Enlil; líder del primer grupo Anunnaki en llegar a la Tierra; Creador de la Humanidad y su salvador en el Diluvio; se le dan los epítetos de Nudimmud, El ForjadorPtah, El Constructor, en Egipto, Enki, El Señor Tierra; padre de Marduk.
Eanna: Templo de Siete Niveles de Anu en Uruk, Anu se lo dio a Inanna como presente.
Edin: Ubicación de los primeros asentamientos de los Anunnaki, el bíblico Edén, en el Sur de Mesopotamia; posteriormente, el área de Sumer.
Edinni: Esposa de Enkime, madre de Matushal -los bíblicos Henoch y Matusalén-.
Ednat: Esposa de Matushal, madre de Lu-Mach, el bíblico Lamek.
Ekur: La alta Estructura en el Centro de Control de Misiones antediluviano; la Gran Pirámide de Gizeh, después del Diluvio.
Emisor: Instrumento utilizado junto con el Pulsador para revivir a Inanna.
Emush: Desierto infestado de serpientes donde intentó esconderse Dumuzi.
Emzara: Esposa de Ziusudra, el bíblico Noé, y madre de sus tres hijos.
Enbilulu: Teniente de Ea en la Primera Misión.
Endubsar: El Escriba al cual dictó Enki sus Memorias.
Engendrador Primordial: Apsu, el Sol, en la Cosmogonía de la creación.
Engur: Teniente de Ea en la Primera Misión.
Eninnu: La Morada-Templo de Ninurta en el Recinto Sagrado de Lagash.
Enki: Título-epíteto de Ea tras la división de deberes y poderes entre él y su hermanastro y rival Enlil; padre de Marduk con su esposa Damkina; no pudo tener un hijo con su hermana Ninmah, pero tuvo cinco hijos más con concubinas y también tuvo hijos con mujeres Terrestres.
Enkidu: Compañero de Gilgamesh creado artificialmente.
Enkime: Se le llevó al Cielo y se le concedieron muchos Conocimientos; el bíblico Henoch; padre de Sarpanit, esposa de Marduk.
Enlace Cielo-Tierra: El Centro de Control de Misiones.
Enlil: Hijo de Anu y de su esposa-hermana Antu y, por ello, Hijo Principal, destinado a la sucesión del trono de Nibiru por delante del primogénito Ea; Administrador y Comandante militar, enviado a la Tierra para organizar las operaciones de obtención de Oro a gran escala; padre de Ninurta con su hermanastra Ninmah, y de Nannar e Ishkur con su esposa Ninlil; se opuso a la creación de los Terrestres, intentó la desaparición de la Humanidad mediante el Diluvio; autorizó el uso de armas nucleares contra Marduk.
Enmerkar: Soberano heroico de Urug-ki, Uruk, abuelo de Gilgamesh.
Ennugi: Comandante de los Anunnaki asignado a las minas de Oro en el Abzu.
Enshar: Sexto Soberano dinástico en Nibiru; nombró a los Planetas que abarcaba la órbita de Nibiru.
Enshi: El bíblico Enoch, el primero al que se le enseñaron los Ritos y el Culto.
Enursag: Teniente de Ea en la Primera Misión.
Enuru: Tercer hijo de An y Antu, y padre del soberano de Nibiru, Anu.
Ereshkigal: Nieta de Enlil, señora del Mundo Inferior -Sur de Africa-; esposa de Nergal; hermana de Inanna.
Eridú: Primer Asentamiento en la Tierra, fundado por Ea; fue su centro permanente y su morada en Sumer.
Erra: Epíteto de Nergal después del holocausto nuclear, significa El-Aniquilador.
Esagil: Templo de Marduk, en Babilonia.
Esencia de vida o vital: El ADN genéticamente codificado.
Estaciones celestiales: Las Doce Casas de las Constelaciones Zodiacales.
Estrella Imperecedera: Nombre egipcio para el planeta del cual había venido Ra.
Etana: Rey de Uruk que fue llevado al cielo pero tuvo miedo de continuar.
Firmamento: El Cinturón de Asteroides, restos de la mitad destruida de Tiamat.
Gaga: La Luna de Anshar, Saturno, que, tras el paso de Nibiru, se convirtió en el planeta Plutón.
Gaida: Hijo menor de Enkime, Henoch en la Biblia).
Galzu: Misterioso emisario divino que transmitía los mensajes en sueños y visiones.
Gente de cabeza negra: El pueblo sumerio.
Geshtinanna: Hermana de Dumuzi que le traicionó.
Gibil: Hijo de Enki, encargado de la Metalurgia, creador de Artefactos Mágicos.
Gigunu: Casa de Placer Nocturno de Inanna.
Gilgamesh: Rey en Uruk; siendo hijo de una diosa, fue en busca de la inmortalidad.
Girsu: Recinto sagrado de Ninurta en Lagash.
Gran Abajo: El continente de la Antártida.
Gran Calamidad: La devastación posterior al holocausto nuclear en 2024 AC.
Gran Profundo: Océano Antártico.
Gran Mar: Mar Mediterráneo; llamado también Mar Superior.
Guru: Teniente de Eaen el Primer Aterrizaje.
Hado: Curso de acontecimientos que está sujeto al libre albedrío y es alterable.
Hapi: Antiguo nombre egipcio del río Nilo.
Hem-Ta: Nombre egipcio del Antiguo Egipto.
Hijo principal: El hijo nacido aun Soberano a través de su hermanastra y, por tanto, heredero legal.
Hombre Civilizado: Homo sapiens-sapiens, del cual Adapa fue el primero.
Horon: El dios egipcio al que ahora se le llama Horus.
Hurum: Montaña donde el Héroe Banda murió y volvió a la vida.
Ib: Tercer rey dinástico de Nibiru, se le dio el Título Real de An-Ib.
Ibru: Nieto de Arbakad, el bíblico Heber, antepasado de Abraham.
Ibru-Um [Ibruum]: Vástago de una Familia Real sacerdotal de Nippur y Ur, el bíblico Abraham.
Igigi: Los Trescientos Anunnaki asignados a la Lanzadera y a la Estación de Paso de Marte; raptaron a mujeres Terrestres para tomarlas como esposas.
Ilabrat: Visir y emisario de Anu; fue por Adapa párale viaje a Nibiru.
Inanna: Hija de Nannar y Ningal, hermana gemela de Utu; fue la prometida de Dumuzi; feroz en la guerra, lujuriosa en las relaciones sexuales; señora de Uruk y de la Tercera Región; conocida como Ishtar en acadio; asociada con el planeta al que llamamos Venus.
Inbu: Fruto traído de Nibiru a la Tierra, origen del elixir de los Anunnaki.
Irid: El bíblico Yéred; padre de Enkime, el bíblico Henoch.
Ishkur: El hijo más joven de Enlil con su esposa Ninlil, el dios acadio Adad.
Ishtar: Nombre acadio de la diosa Inanna.
Ishum: Epíteto dado a Ninurta después del holocausto nuclear, significa El Abrasador.
Isimud: Mayordomo y visir de Enki.
Jarán: Ciudad del Noroeste de Mesopotamia -ahora en Turquía-, que hizo las veces de ciudad gemela de Ur; lugar de estancia de Abraham; lugar desde donde Marduk usurpó la supremacía en la Tierra.
Ka-in: El bíblico Caín, que mató a su hermano Abael -Abel- y fue desterrado.
Kalkal: Guardián de la Residencia de Enlil en el Abzu.
Ki: Suelo firme, el planeta Tierra.
Ki-Engi: Sumer, Tierra de los Nobles Vigilantes, la Primera Región de Civilización.
Kingu: Principal satélite de Tiamat; la Luna de la Tierra después de la Batalla Celestial.
Kishar: Esposa del Quinto Soberano de Nibiru; el planeta al que llamamos Júpiter.
Kishargal: Esposa del Cuarto Soberano de Nibiru.
Kishi: La primera Ciudad de Hombres en Sumer, donde comenzó la Realeza.
Kulla: Teniente de Ea durante la Primera Misión.
Kunin: El bíblico Quenán, hijo de Enshi y Noam.
Laarsa: Una de las ciudades de los Anunnaki; refundada después del Diluvio.
Lagash: Construida al mismo tiempo que Laarsa, ambas servían como Ciudades Baliza; después del Diluvio, refundada como ciudad principal de Ninurta.
Lahama: Esposa de Lahma.
Lahamu: El planeta al que llamamos Venus.
Ley de la Simiente: La norma que daba Prioridad Sucesoria a un hijo de una hermanastra.
Lugal: Literalmente, Gran Hombre; epíteto de un Rey electo.
Lugar de Aterrizaje: Plataforma para Naves Celestes y Naves Espaciales en las Montañas de los Cedros.
Lugar de los Carros: Espacio Puerto.
Lugar de los Carros Celestiales: Espacio Puerto de los Anunnaki.
Lugar Níveo: La Antártida.
Lulu: Híbrido realizado por Ingeniería Genética, el Trabajador Primitivo.
Lu-Mach: Hijo de Matushal y de Ednat, el bíblico Lamek.
Llanura Superior: Región del Norte de Mesopotamia donde vivieron los descendientes de Arpakad.
Magan: Antiguo Egipto.
Malalu: Hijo de Kunin Mualit, el bíblico Mahalalel.
Mar Inferior: Masa de Agua llamada ahora Golfo Pérsico.
Mar Superior: Mar Mediterráneo.
Marduk: Primogénito y heredero legal de Enki Damkina; adorado como Ra en Egipto; envidioso de sus hermanos, insatisfecho con Egipto sólo como sus dominios, reclamó la supremacía de la Tierra y, después de exilios y guerras, la consiguió desde su ciudad de Babilonia.
Matushal: Hijo de Enkime y Edinni, el bíblico Matusalén.
ME: Objetos diminutos codificados con fórmulas sobre todos loas aspectos de la Ciencia y la Civilización.
Meluhha: Antigua Nubia.
Mena: Rey cuyo reinado comenzó la Primera Dinastía de Faraones egipcios.
Mena-Nefer: Primera capital de Egipto, Menphis.
Montaña de los Cedros: Ubicación de la morada de Enlil en el Bosque de Cedros.
Monte de la Salvación: Los picos de Ararat, donde se posó el Arca después del Diluvio.
Monte de Mostrar el Camino: Monte Moriah, lugar del Centro de Control de Misiones postdiluviano.
Monte Mashu: Monte equipado con instrumental en el Espacio Puerto del Sinaí postdiluviano.
Mualit: Esposa de Kunin, madre de Malalu.
Mundo Inferior: Hemisferio Sur, que incluye el sur de África y de la Antártida.
Musardu: Una de las Siete Madres Alumbradoras de los Primeros Terrestres.
Nabu: Hijo de Marduk y de Sarpanit; organizó a los seguidores humanos de Marduk.
Namtar: Hado; Visir de Ereshkigal en sus dominios del Mundo Inferior.
Nannar: Hijo de Enlil Ninlil, el primer líder Anunnaki que nació en la Tierra; dios patrón de Urim -Ur- y Jarán; asociado con la Luna; conocido como Sin en acadio; padre de Utu e Inanna.
Naram-Sin: Nieto de Sargón y sucesor suyo como Rey de Sumer Acad.
Nebat: Esposa-hermana del Dios egipcio Satu, ala que llamamos Neftys.
Nergal: Hijo de Enki, soberano del Abzu Inferior junto con su esposa Ereshkigal; liberó las armas nucleares junto con N
inurta.
Neteru: Palabra egipcia para dioses, que significa Guardianes Vigilantes.
Nibiru: Planeta madre de los Anunnaki; su período orbital, un Shar, equivale a 3.600 años terrestres; se convirtió en el Duodécimo Miembro del Sistema Solar después de la Batalla Celestial.
Nibru-ki: Centro de Control de Misiones original; ciudad de Enlil en Sumer, llamada Nippur en acadio.
Nimug: Una de las Siete Madres Alumbradoras de los Primeros Terrestres.
Nimul: Madre de Ea/Enki con Anu; no siendo esposa oficial ni hermanastra, su hijo, aunque primogénito, perdió la sucesión ante Enlil, cuya madre era Antu.
Ninagal: Hijo de Enki, designado por él para conducir el Barco del Héroe del Diluvio.
Ninbara: Una de las Siete Madres Alumbradoras de los Primeros Terrestres.
Ningal: Esposa de Nannar-Sin, madre de Inanna y de Utu.
Ningirsig: Teniente de Ea en el primer aterrizaje.
Ningishzidda: Hijo de Enki, Maestro en Genética y de otras Ciencias; llamado Tehuti -Toth- en el Antiguo Egipto; se fue a las Américas con sus seguidores después de ser depuesto por su hermano Marduk.
Ninguanna: Una de las Siete Madres Alumbradoras de los Primeros Terrestres.
Ninharsag: Epíteto de Ninmah, después de serle concedida una morada en el Sinaí.
Ninkashi: Mujer Anunnaki encargada de la elaboración de la cerveza.
Ninki: Esposa de Ib, Tercer Rey dinástico en Nibiru.
Ninimma: Una de las Siete Madres Alumbradoras de los Primeros Terrestres.
Ninlil: Se casó con Enlil tras perdonarle ella su violación; Madre de Nannar y de Ishkur.
Ninmada: Una de las Siete Madres Alumbradoras de los Primeros Terrestres.
Ninmah: Hermanastra de Enki y Enlil, madre de Ninurta con Enlil; Oficial Médico Jefe de los Anunnaki; ayudó a Enki a crear mediante Ingeniería Genética el Trabajador Primitivo; pacificadora entre los clanes rivales y guerreros de los Anunnaki; renombrada Ninharsag.
Ninmug: Una de las Siete Madres Alumbradoras de los Primeros Terrestres.
Ninshubur: Doncella de Cámara de Inanna.
Ninsun: Madre Anunnaki de Gilgamesh.
Ninurta: Hijo Principal de Enlil, engendrado por Enlil con su hermanastra Ninmah, y su Sucesor Legal; combatió con Anzu, que se apoderó de las Tablillas de los Destinos, y con Marduk; encontró fuentes alternativas de Oro y estableció unas instalaciones espaciales alternativas en América; Dios patrón de Lagash.
Nippur: Nombre acadio de Nibru-ki, donde comenzó el calendario de años terrestres en el 3.760 AC.; lugar de nacimiento de Ibru-Um -Abraham-.
Nisaba: Diosa de la Escritura y las Medidas.
Noam: Esposa-hermana de Enshi, madre de Kunin.
Nudimmud: Un epíteto de Ea, que significa El-Que-Elabora-Cosas; el planeta Neptuno.
Nungal: Piloto.
Nusku: Visir y emisario de Enlil.
Objeto Brillante Celestial: Dispositivo Divino secreto que salvaguardaba el Lugar de la Realeza.
Objeto de la Tierra: Epíteto para la ubicación del Centro de Control de Misiones.
Padre de Todo Principio: El universal Creador de Todo; el Dios cósmico.
Pájaro de la Tormenta: Nave aérea de batalla de Ninurta.
Pájaro Negro: Vehículo aéreo de Ninurta.
Pájaros celestes: Nave aérea de los Anunnaki para volar por los cielos terrestres.
Picos baliza: Las dos Grandes Pirámides de Gizeh; posteriormente, Monte Mashu, en el Sinaí.
Piedra Gug: Cristal emisor de radiaciones, transferido desde la Gran Pirámide hasta el Monte Mashu.
Planta de la Vida: Utilizada por los emisarios robóticos de Enki para revivir a Inanna.
Planta de Ser Joven de Nuevo: Planta secreta del Rejuvenecimiento que encontrara Gilgamesh.
Porciones celestiales: Período de 72 años para el cambio de 1º Zodiacal debido a la Precesión.
Pórtico al cielo: El objetivo de la torre de lanzamiento que construyera Marduk en Babilonia.
Primera Región: La Primera Región de civilización concedida a la Humanidad, Sumer.
Ptah: Nombre de Enki en Egipto; significa El Constructor, conmemora sus Hazañas al elevar la tierra de debajo de las Aguas del Diluvio.
Pulsador: Instrumento utilizado, junto con el Emisor, para revivir a los muertos.
Ra: Nombre egipcio de Marduk, significa el Brillante.
Rama de esencia vital: Cromosoma.
Sarpanit: Una Terrestre, esposa de Marduk, madre de Nabu.
Sati: Tercer hijo de Adapa y Titi, el bíblico Set.
Satu: Hijo de Marduk y Sarpanit, dios egipcio conocido como Set.
Segunda Región: Egipto y Nubia, cuando se les concedió la civilización.
Sem: Hijo mayor Héroe del Diluvio.
Serpiente Alada: Epíteto de Ningishzidda en América.
Serpiente maligna: Epíteto despectivo para Marduk entre sus enemigos.
Shamash: Nombre acadio de Utu.
Shamgaz: Líder de los Igigi e instigador del rapto de mujeres Terrestres.
Shar: Un período orbital de Nibiru alrededor del Sol, equivalente a 3.600 años terrestres.
Sharru-kin: Primer Rey de Sumer Acad unidos, al que llamamos Sargón I.
Sumer: Tierra de los Vigilantes, la Primera Región de civilización postdiluviana.
Shurubak: Centro de Sanación de Ninmah anterior al Diluvio y reestablecido posteriormente.
Simiente de Vida: Semen.
Sin: Nombre acadio de Nannar.
Sippar: La ciudad del Espacio Puerto en Tiempos Antediluvianos comandada por Utu; su centro de culto después del Diluvio.
Sud: Una enfermera; también el nombre epíteto de Ninlil antes de convertirse en esposa de Enlil.
Suzianna: Una de las Siete Madres Alumbradoras de los Primeros Terrestres.
Tablillas de los Destinos: Dispositivos utilizados en el Centro de Control de Misiones para rastrear y controlar las Orbitas y Trayectorias; más tarde, un registro de decisiones inalterables.
Tehuti: Nombre egipcio de Ningishzidda como Thot, el Dios de la Ciencia y el Conocimiento.
Tercera Región: Dominio asignado a Inanna; la Civilización del Valle del Indo.
Tiamat: Planeta Primordial que se partió en la Batalla Celestial, dando lugar al Cinturón de Asteroides y a la Tierra.
Ti-Amat: Esposa de Adamu; primera hembra Terrestre capaz de procrear.
Tiempo Celestial: Tiempo medido por los Cambios Precesionales de las Constelaciones Zodiacales.
Tiempos de Antaño: Periodo que comenzó con el Primer Aterrizaje y terminó con el Diluvio.
Tiempos Previos: El Período de los Acontecimientos en Nibiru antes de las Misiones en la Tierra.
Tierra de los Dos Estrechos: Las tierras que hay a lo largo del río Nilo.
Tierra de Más Allá de los Mares: América; pobladas por los descendientes de Ka-in, supervisadas por Ninurta.
Tierra negra: Dominios africanos del Dios Dumuzi.
Tierra oscura: África.
Tilmun: Tierra de los Proyectiles, la Cuarta Región, en la península del Sinaí.
Tirhu: Sacerdote oracular en Nippur, Ur y Jarán -el bíblico Téraj, padre de Abraham-.
Titi: Esposa del primer Hombre Civilizado, Adapa, madre de Ka-in Abael.
Torbellino: Uno de los Siete Satélites o Lunas de Nibiru.
Torbellinos: Vehículos aéreos de los Anunnaki parecidos a los helicópteros.
Toro del Cielo: Guardián de Enlil del Lugar de Aterrizaje, símbolo de su constelación.
Trabajador Primitivo: El Primer Terrestre, realizado mediante Ingeniería Genética.
Udbar: Padre del escriba Endubsar.
Ulmash: Teniente de Ea en la Primera Misión.
Unug-ki: Ciudad construida para la visita de Anu, éste se la regaló a Inanna; llamada posteriormente Uruk, la bíblica Erek; Ciudad-Trono de Gilgamesh y de otros semidioses.
Ur: Nombre acadio de Urim; a los soberanos de Sumer y Acad cuando tuvo lugar la calamidad nuclear se les conoce como Reyes de la Tercera Dinastía de Ur; la bíblica Ur de los Caldeos, desde la cual emigró Abraham hasta Jarán.
Urim: Ciudad de Nannar en Sumer y tres veces capital del país -incluso en la época de la Gran Calamidad-; próspero centro de Cultura, Industria y Comercio Internacional.
Ur-Nammu: Primer Rey de la Tercera Dinastía de Ur.
Uruk: Nombre acadio de Unug-ki, la bíblica Erek.
Utu: Shamash en acadio; hermano gemelo de Inanna; comandante del Espacio Puerto de Sippar en Tiempos Antediluvianos y del del Sinaí después del Diluvio; dador de leyes desde su centro de culto en Sippar después del Diluvio; Padrino de Gilgamesh.
Viento Este: Un satélite o luna de Nibiru.
Viento Maligno: La nube nuclear portadora de muerte que recorrió Sumer hacia el este.
Viento Norte: Uno de los satélites o lunas de Nibiru.
Viento Oeste: Uno de los satélites o lunas de Nibiru.
Viento Sur: Satélite o luna de Nibiru.
Vuelta: Orbita de un Planeta alrededor del Sol.
Zamush: Tierra de piedras preciosas, parte de la Tercera Región de Inanna.
Ziusudra: Héroe del Diluvio, hijo de Enki con una Terrestre -el bíblico Noé-.
Zumul: Sacerdote-Astrónomo en Uruk durante la visita de Anu.